Web
Analytics

Kiko Matamoros presenta su despido en directo en Sálvame: “Si me tengo que ir, me voy”

Kiko Matamoros ha vuelto a Sálvame, pero todo apunta a que podría ser una de sus últimas veces.

Sálvame dio la bienvenida hoy a varios de los colaboradores que regresaban de vacaciones. Entre ellos estaba Kiko Matamoros, que no está pasando precisamente por su mejor momento. El colaborador llevaba varias semanas alejado del programa, disfrutando de unas vacaciones muy necesarias, a la luz de sus problemas personales… y profesionales.

De hecho, su vuelta no ha estado exenta de polémica. Los compañeros de Kiko imaginaban que le encontrarían alegre y feliz por volver al trabajo, pero lo cierto es que su regreso ha sido todo lo contrario. El colaborador retorno ha sido malhumorado y con muy pocas ganas de hacer su trabajo.

De hecho, llegó a manifestar que había vuelto sin ganas y planteándose muchas cosas para su futuro. Unas declaraciones que dejaron sin habla a sus compañeros. Posteriormente, afirmaron no reconocer a este Kiko, y mucho menos lo que llegó a decir durante sus primeras intervenciones.

El colaborador afirmó que se fue de vacaciones muy quemado y sin saber muy bien el papel que jugaba en el programa. La aparición de la docuserie de Rocío Carrasco fue la culpable de que el polemista no encontrara su lugar. Además, querer defender a Antonio David Flores le dejó tocado.

Así, Matamoros tuvo un perfil más bajo de lo acostumbrado, sabiendo que en muchos de los programas en los que trabajaba sus opiniones no eran bienvenidas. Por ese motivo, afirmó que había muchos días que no le llamaban para trabajar, por considerar que no predicaba con la opinión general.

Parece que las semanas de vacaciones han permitido a Matamoros reflexionar, y ha vuelto con ganas de decir todo lo que piensa, aunque no beneficie a su programa ni a la cadena. El colaborador afirmó, por ejemplo, que le dolió mucho cuando Carlota Corredera hizo que Antonio Montero abandonase el plató por no apoyar a Rocío Carrasco.

Además, tampoco le sentó bien que el pasado jueves invitaran a La última cena a Makoke, su exmujer y actual enemiga pública. Kiko consideró que la cadena le estaba perdiendo el respeto.

Por este motivo, Matamoros se sinceró con Kiko Hernández, que se encontraba presentando Sálvame. Le dijo que aunque volvía al trabajo, no estaba claro el tiempo que iba a estar en ese plató, ya que se está planteando cuál es el papel que le tocará desarrollar a partir de ahora. Por ese motivo, afirmó que se está planteando abandonar el formato de televisión.

Kiko Matamoros tiene una enemiga.

Lo cierto es que a Matamoros lleva tiempo notándosele que tiene menos ganas de aportar al programa. Muchos colaboradores se mostraron tristes por la decisión que está barajando, pero hubo una compañera que no se lo acabó de creer.

Se trata de Laura Fa, que no se lo puso nada fácil al colaborador. La catalana consideró que Matamoros no le está haciendo bien al programa y que está poniendo al equipo en una situación muy complicada. Para Fa, su compañero está tirando del victimismo en su vuelta al trabajo.

Consideró que todo es una artimaña para intentar conseguir la empatía de los espectadores. Por su parte, Matamoros afirmó que aún le quedan unos días de vacaciones y que los tiene que disfrutar. Por lo tanto, faltan unos días para que conozcamos la decisión final del polémico colaborador.