Web
Analytics

La acusada de asesinar a su bebé de 53 puñaladas cuenta como lo hizo: lo metió en una mochila y lo tiró al contenedor

Silvia A. M. dio a luz a su bebé en agosto de 2019 pero tras su alumbramiento le asestó 53 puñaladas, lo metió en una mochila y lo arrogó a un contenedor enfrente de su vivienda en Gijón. Mató a su hijo recién nacido. Son los hechos que ha reconocido este lunes ante el tribunal de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

A las 12:35 horas comenzó su declaración, que apenas duró cinco minutos. En la primera pregunta que le realizó la fiscal Isabel Prendes, asumió su culpa y no contestó a ninguna cuestión más. Tampoco al abogado de su expareja y padre del niño asesinado. A su abogado, Javier Menéndez Barbón, le reconoció ante el tribunal que había asumido su culpabilidad “de manera libre y sin presiones de terceros”.

Pese a haber reconocido el “desgarrador crimen”, porque así lo calificó el Ministerio Fiscal, sobre la acusada seguirá pesando la petición de prisión permanente revisable, que solicitan tanto la Fiscalía como la acusación particular. Su asunción no supone para el abogado de la acusación particular, Ricardo González, un signo de «arrepentimiento ni contrición» sino que «obedece a una estrategia para intentar aminorar su responsabilidad».

Según recoge la ley del Trbunal del Jurado en su artículo 50, el juicio debe continuar según lo previsto puesto que la pena supera ampliamente los seis años de privación de libertad. No quita para que las partes renuncien en las próximas sesiones a algunas de las pruebas testificales propuestas. Mañana declarán los policías nacionales que intervinieron en la investigación del crimen.