Web
Analytics

La app de moda, Chicfy, nació gracias al concurso ‘Atrapa un millón’, ¡y no tenías ni idea!

Si a Nono Ruiz y Laura Muñoz les dicen hace unos años que su aplicación iba a estar en boca de todo el mundo no se lo habrían creído. Esta pareja son los creadores de Chicfy, que con su anuncio —”Chic para mí, chic para ti“—, y su ya mítica frase “claro que sí, guapi” se han convertido en uno de los fenómenos virales más importantes del pasado año en las redes sociales.

Hace poco os contamos la historia de Coral González, la chica del anuncio que se ha convertido en toda una celebridad… pero ahora le toca el turno a los jóvenes emprendedores que hay detrás de la aplicación, cuya historia tiene mucha miga… y está muy relacionada con el mundo de la televisión.

En principio, los dos dejaron sus trabajos en el sector de la moda para abrir un bar… algo que les funcionó durante algún tiempo, pero sólo daba para cubrir gastos y les obligaba a mantener un horario infernal.

Las cosas empezaron a ir de mal en peor y un año después de la inauguración decidieron traspasar el local… pero las cosas no salieron todo lo bien que les habría gustado, y de la noche a la mañana se encontraron sin trabajo, sin negocio y con una deuda millonaria.

Pero siempre hay una luz al final del túnel, y para Nono y Laura esta luz tenía forma de concurso de televisión. La pareja acudió a Atrapa un millón, donde ganaron un premio final de 175.000 euros… con el que pagaron la deuda y se embarcaron en el proyecto que les ha cambiado la vida, Chicfy.

¿Una aplicación en la que sólo mujeres pueden vender y comprar ropa? Claro que sí, guapi. Con una inversión inicial de 4.500 euros hace tres años, y según Nono sin poner un euro más de su bolsillo, ahora facturan más de diez millones de euros anuales y tienen su sede en Málaga.

Una historia que la pilla Scorsese y hace una película que arrasa en los Oscars

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.