Web
Analytics

La carta y la foto que han emocionado a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel

Decir que el asesinato de Gabriel Cruz por parte de Ana Julia Quezada ha conmocionado a toda España, es quedarse corto. Una de las mejores demostraciones de lo mucho que ha impactado el suceso a nuestra sociedad, son las numerosas muestras de cariño que la familia ha recibido a diario desde todas las provincias del territorio español.

Sin duda una de las más especiales y conmovedora ha sido la de unos grafiteros que decidieron homenajear al pequeño dedicándole un mural en la casa de su abuela.

A pesar de que ya hace un mes de su desaparición y muerte a manos de la pareja sentimental de su padre, Ana Julia Quezada, el recuerdo del menor sigue estando muy presente.

Pero a veces, en vez de inspirar demostraciones de cariño, la huella que ha dejado ese suceso saca lo peor de las personas. El pasado domingo de Pascua, en la localidad de Coripe, se llevó a cabo la tradicional Quema de Judas en la Plaza principal del pueblo.

En otras ocasiones, salen a la luz nuevos datos relacionados con la asesina confesa del pequeño, que nos hacen perder aún más la fé en la humanidad. Una de las últimas noticias relacionada tiene que ver con algo que la Guardia Civil habría encontrado en el ordenador de Ana Julia.

Pero lo que más está preocupando a la gente es saber que Patricia Ramírez sigue viviendo los momentos más duros de su vida. La madre de Gabriel, prácticamente un mes después de la aparición del cuerpo de su hijo, ha reconocido estar trabajando para superar una situación que según ella “a veces se hace más llevable”, pero todavía le falta mucho por superar.

Arropada por Paco, su amigo y psicólogo, Patricia contó en El programa de Ana Rosa que desde el trágico momento, ha convertido la mañana en “mi momento”. Explicó que “me bajo al mar y me siento. Lo veo allí. Cada día voy haciéndolo una vez más”.

Sobre Gabriel, le recuerda como un niño “especial”, al que quería “criarlo de la mejor manera posible”.

“Hicimos un trabajo enorme”, aseguró la madre del pequeño, todavía muy afectada por una pérdida que nadie debería sufrir, la de un hijo.

Para seguir con su lucha, por lo visto decidió comprar “una bolsa de mariposas”. Explicó que funciona como pequeño símbolo que le ayuda a superar la muerte de su hijo, ya que “cada persona que viene a la casa, coge una de estas mariposas y la pega donde quiere”.

El objetivo es el de ver “a cada uno de ellos volando con nosotros”, para crear conciencia de que tienen el respaldo de la gente necesario para seguir adelante. Además, las mariposas “nos recuerdan que pronto tendremos que volar con ellos”.

Ahora, casi dos meses después, la madre de Gabriel ha recibido una carta escrita por Araceli y su familia para darle fuerzas. Aunque la carta no tiene remitente, pero la madre de Gabriel ha querido agradecer el mensaje a través de las redes sociales. Además, desde la cuenta de la familia han querido compartir una foto recibida con una nube con forma de pez.

“Querida Patricia,

Vivo en Holanda y he seguido los tristes acontecimientos con el corazón en un puño… yo también, al igual que millones de personas, siento tu dolor y nunca, nunca, olvidaremos a Gabriel. Ojalá pudiéramos dividir tu dolor en millones de trozos y repartirlo entre todos…

Con gusto tomaría mi trocito de dolor para que no recayera todo sobre ti… y así, entre todos, ayudaros a soportar el peso de esa piedra tan grande sobre vuestros corazones, sobre tu corazón…

Eres, Patricia, un ejemplo para tantas madres… Seguirás siendo madre, siempre, Patricia. Siempre madre.

Tu mensaje de amor y serenidad nunca lo podremos olvidar. Nunca cambies, que no te pueda la rabia. Sigue siendo tú.

¡Qué suerte tuvo Gabriel con una madre como tú! ¡Y qué suerte vosotros, Ángel y tú, con el pescaíto!

Como tú bien dices, él siempre fue feliz… Cuando desfallezcas, piensa en eso y piensa también que millones de corazones mantienen vivo a Gabriel. No temas que el paso del tiempo lo cambiará. NUNCA lo olvidaremos.”

Además, la familia del pequeño Gabriel ha querido compartir una foto recibida en la que una nube con forma de pescaíto sobrevuela un paisaje que podría ser de Almería y el mensaje: “Ahí estás como siempre cerquita nuestra. Jugando con tus nuevos amigos, cuidando de ellos”.

Mucha fuerza.