Web
Analytics

La ciencia dice que si sueles llegar tarde a todo, puede que seas más creativo que los demás

¡Corre a decírselo a tu jefe!

Seguramente, como todo el mundo, alguna vez has llegado tarde a una cita, reunión, entrevista de trabajo, o a la escuela. A todos nos pasa de vez en cuando. Pero hay personas a las que les ocurre demasiado a menudo.

Estas personas se han debido llevar bastantes broncas de sus profesores o jefes, o quien sea que les esté esperando en cada ocasión. Pero seguro que les encantará saber que detrás de este defecto se esconde una gran virtud que comparte toda esa gente incapaz de ser puntual.

Según estudios científicos, las personas que llegan tarde a todas partes son más creativas, y también más optimistas.

La conclusión es fruto de un estudio de la Universidad Estatal de San Diego, que confirmó que las personas que suelen llegar tarde a sus citas —llamadas “tipo B” en el estudio— son más relajadas y tranquilas. Además, son mucho más adaptables a su entorno y son mejores realizando varias tareas simultáneamente —eso que ahora llaman “multitasking“.

Y es que, según el estudio, las personas “tipo B” ven la “foto completa” y no se preocupan por menudencias.

Diana DeLonzor, autora del libro Never Be Late Again —Nunca vuelvas a llegar tarde— ha explicado que aquellos que suelen llegar tarde, lo hacen en todos los ámbitos y contextos de su vida. También cuenta que de acuerdo con varios especialistas este rasgo podría estar incrustado en los lóbulos del cerebro, aunque no está completamente demostrado debido a la poca investigación existente.

Al final, lo que queda claro es que llegar tarde o no es algo que depende de tu personalidad y que posiblemente no sea tan malo como siempre se ha dicho —o, al menos, que podría ser un defecto que se compensa con otras virtudes.

¡Ahora corre a enseñarle esto a tu jefe!