Web
Analytics

La cita de First Dates que acabó con una escena no apta para menores

Después de ver más citas en First Dates de las que podríamos tener en seis vidas (siendo optimistas), somos capaces de clasificarlas en cuatro tipos:

1) Cita que empieza como el culo pero después remonta. Típica cita que comienza regular porque no agrada el físico de la otra persona, pero después descubren que tienen muchas cosas en común y se dan otra oportunidad. En el caso contrario también pasa: empieza bien pero acaba como el rosario de la aurora.

2) Cita que ni frío ni calor. La cena bien, la charla bien, todo bien, pero más parece que estás con tu primo del pueblo que con un posible romance. Todo acaba en “como amigos lo que quiera” y cada uno a su casa.

3) Cita del odio. Aquí se caen mal desde el primer hola. La cena es un martirio y los pretendientes están deseando que se acabe.

4) Cita del flechazo. Todo lo contrario a la anterior. Nada más ver a la otra persona el corazón salta del pecho y suena música de violines en tu cabeza. Te has enamorado.

Hay muchos más tipos, qué duda cabe, pero con estos cuatro ejemplos podemos clasificar al 75% de los encuentros que se producen en el dating show más popular de la parrilla televisiva.

La que han protagonizado Azahara y Juanma, dos madrileños de 30 años, la podríamos calificar en “la citas del flechazo”, esas que empiezan bien y terminan mucho mejor. Tan bien finalizó la velada entre los dos jóvenes que un poco más y tienen poner los famosos dos rombos que tan populares fueron en los años 80 y que nos advertían de que el contenido que estábamos viendo era no apto para menores.

Después de acabar a besos de los que quitan el hipo, a nadie le sorprendió que la pareja quisiese una segunda oportunidad para conocerse un poco mejor…