Web
Analytics

La competición de estas dos hermanas por adelgazar casi les cuesta la vida

Courtney-Grimshaw-anorexia-1

Dos hermanas británicas y su competición por adelgazar casi les cuesta la vida.

La anorexia es una de las epidemias de este siglo XXI. Esta enfermedad se caracteriza por el rechazo de la comida por parte del enfermo y el miedo obsesivo a engordar, que puede conducirle a un estado de inanición. Es decir, una situación de gran debilidad ocasionada por una ingesta insuficiente de nutrientes esenciales.

Un estudio llevado a cabo recientemente, mostró que la anorexia nerviosa es más frecuente en los países desarrollados industrialmente, y afecta sobre todo a mujeres adolescentes. 

Courtney y Rebecca Grimshaw son un ejemplo de ello. Según informa el periódico británico “The Mirror” las hermanas empezaron una enfermiza carrera de adelgazamiento cuando sólo contaban con 12 y 14 años, respectivamente.

Courtney admiraba mucho a su hermana mayor, y cuando esta le dijo un día “culo gordo” empezó a comer mucho menos. Al cumplir los 15 años ya era un esqueleto. Su hermana Rebecca, en lugar de preocuparse, decidió unirse a Courtney en su cruzada, y ambas comían menos de 350 calorías diarias y se castigaban con interminables sesiones de ejercicio físico para conseguir su meta.

Pero la meta estuvo a punto de costarles la vida. Así lo cuenta Courtney en su entrevista al medio británico: “Estábamos compitiendo para ver quién llegaba a ser la hermana más delgada. Becky se dio cuenta de que lo que estábamos haciendo era peligroso pero yo fui mucho más lejos, pensé que podía perder mucho mas peso” aunque sólo pesaba ya 31 kilos. 

Después de mucho tiempo de médicos y hospitales, y con la ayuda de sus familiares y amigos, ambas jóvenes están ya recuperadas. 

Hemos decidido no incluir las fotos por ser muy delicadas, aunque estamos seguros que quién quiera verlas las encontrará.