Web
Analytics

La confesión de Sofía en ‘Supervivientes’ por la que piden su expulsión

Sofía sale de una movida en Supervivientes, y no tarda en meterse en otra: el jueves 5, Alejandro Albalá aterrizó en Honduras ni más ni menos que para romper su relación con Sofía Suescun en persona y en directo.

Y es que los continuos acercamientos de la concursante de Supervivientes con Logan, delante de las cámaras del programa, rompieron el amor de Albalá por Sofía. Y aunque la reacción de Sofía fue desgarradora, no consiguió cambiar el parecer de su, ahora, exnovio.

“Si no hubiese cámaras habrías tenido algo con Logan”, llegó a decir el joven, que al día siguiente continuó con la misma decepción hacia Sofía y recalcó sus argumentos en Conexión Honduras: nada ni nadie le harían cambiar de opinión.

Mientras tanto, la relación de Sofía con Logan en Supervivientes quedó totalmente rota… y otro ex, Hugo Paz, se convirtió en el nuevo concursante de Supervivientes.

Tras llegar a la playa tirándose del helicóptero, Sofía gritó: “Estoy flipando, todo me pasa a mí. Esto es una broma”.

“No es justo, esta persona a mi me ha hecho daño.”, dijo negándose a aceptar la realidad.

Hugo cogió el micrófono y se presentó:

“Es un placer estar aquí con todos vosotros. Estoy encantado, ilusionado, con mil ganas de estar aquí. Un reto y una aventura que pienso aprovechar. Sofía, no quiero que estés así.”

Pero eso no es todo: en la última gala en directo del programa, tras recoger un vídeo con un acercamiento entre Logan y Romina, Sofía estalló en la Palapa y sacó a relucir un secreto que había guardado hasta ahora.

Según la concursante, la relación entre Logan y Romina sería puramente estrategia:

“Alejandro me lo confirmó el jueves. Logan sabe al 100% quién soy, él y Romina comparten representante y estaba todo preparado. Logan venía con la intención de acercarse primero a mí y después a Romina. Está todo calculado y premeditado.”

En las redes le dan la razón a Sofía, entre otras cosas porque Cazamariposas ya había informado al respecto.

Pero hay un problema: al haber revelado lo que le contó Albalá, habría confesado haber roto una de las normas del programa, la que impide que los concursantes reciban información del exterior a no ser que sea ofrecida por el propio programa.

De hecho, en las redes sociales los detractores de la concursante se indignaban y reclamaban la expulsión de la concursante o, como mínimo, algún tipo de sanción.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.