Web
Analytics

La confesión más íntima de Tania Llasera que nos ha dejado a cuadros

Hace más de un año que Telecinco emitió la gran final de la tercera edición La Voz, que ahora vuelve a la televisión: la cadena privada ha estrenado su popular talent show musical con un brutal seguimiento de audiencia. Ya os hemos traído los mejores memes del regreso del programa, que se ceban con los “flamenquitos“… y el “efecto imán” de Alejandro Sanz.

Alejandro-Sanz-Melendi-puedes-opinar_MDSVID20160922_0020_17

Durante el estreno, el programa tuvo un bonito detalle con todos los aspirantes a entrar en el programa que se iban quedando por el camino: emitieron un vídeo en el que los cuatro coaches explicaban que, antes de alcanzar el éxito, fueron rechazados y tuvieron que pelear una y otra vez por alcanzar su sueño, dedicarse profesionalmente al mundo de la música.

Por ejemplo, Alejandro Sanz contó que “lo primero que recibí fue un rechazo discográfico, mientras que Melendi vivió una situación similar: “Cuando empecé ninguna de las grandes compañías me quiso“.

Manuel Carrasco dio con la clave: “Hay que tener una capacidad muy grande de esfuerzo y que la ilusión no se apague, porque va a venir gente a intentar que eso sea así“. Para Melendi, “mi experiencia es un claro ejemplo para que la gente no se desanime por caerse, hay que saber levantarse“.

 

Una foto publicada por Tania Llasera (@taniallasera) el

Los mensajes de los coaches inspiraron a Tania Llasera a hacer su propia confesión sobre sus inicios: a ella le pusieron una “condición” mucho menos agradable cuando todavía comenzaba su carrera televisiva.

Hablando de comienzos, a mí me pidieron que me operase (la nariz y las peras) y obviamente ni me lo planteé“, escribió la presentadora:

No sabemos si era lo que buscaba, pero las redes sociales se llenaron de halagos a la reciente madre:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Tania Llasera ha dicho esto sobre los “flamenquitos” de La Voz, y todo el mundo ha perdido la cabeza.

Vía Elegí mal día.