Web
Analytics

La contundente respuesta de Jorge Javier a quienes critican su vida de lujos

El presentador de Telecinco siempre ha dejado muy clara su ideología política.

Jorge Javier Vázquez nació en Badalona, Barcelona, en 1970. Polifacético como él solo, este Licenciado en Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona es presentador de televisión, actor, empresario teatral y escritor.

Su carrera profesional está íntimamente ligada, sobre todo, a la televisión. Sin embargo, antes de llegar a este medio trabajó durante un tiempo en la revista de adolescentes Super Pop,​ y como redactor en la revista Pronto.

Jorge Javier Vázquez siempre se ha mostrado de forma natural ante las cámaras, incluso confesando y haciendo pública su ideología política. El presentador de Telecinco no duda en presentarse como una persona de izquierdas, en señalar directamente a Vox como un partido fascista, y afirmar que el franquismo no está muerto en España.

Además, Vázquez decidió apoyar a Ángel Gabilondo en las pasadas elecciones de la Comunidad de Madrid. Todo esto le ha valido grandes críticas. Dado que siempre ha defendido a las clases trabajadoras, de donde él mismo proviene, siempre ha sido señalado por ser una persona de izquierdas y tener mucho dinero.

En esta línea, Jorge Javier ha querido responder a las críticas: “Yo vivo infinitamente mejor que mis padres, pero no lo puedo decir muy alto porque corro el riesgo de que me recuerden que soy rojo”, empezó diciendo en su blog de Lecturas.

“No quiero que no haya ricos. Lo que quiero es que no haya pobres”.

“Tengo una casa con jardín y piscina. Me gusta el marisco, de vez en cuando tomo caviar y no le hago ningún tipo de asco al Dom Pérignon. Mal”, dijo, en alusión a las críticas que recibe por poder permitirse ese nivel de vida. Él insiste en criticar a los que señalan a la gente de izquierdas: “Parece que los de izquierdas solo tenemos derecho a vivir hacinados en pisos de ciudades dormitorio, alimentarnos a base de legumbres y patatas e hidratarnos con calimocho de cartón. Y no es eso”, protestó.

Por si acaso, insistió en su postura: “Yo, como decía Cantinflas: No quiero que no haya ricos. Lo que quiero es que no haya pobres”. Tras esto, hizo una confesión.

“Voy a confesar una cosa. Soy incapaz de ir a comprar solo a la sección gourmet de los hipermercados porque tengo miedo de que alguien me recrimine si compro una buena lata de berberechos, que eso no es propio de rojos. Así que voy a aprovechar para comprar latas buenas a cascoporro”, zanjó.

Y tú, ¿qué opinas?