Web
Analytics

La dolorosa confesión de Antonio Orozco —’La Voz Kids’— sobre su peor momento que os dejará helados

La última entrega de Mi casa es la tuya tenía como invitado a Antonio Orozco, el cantante y coach de La Voz. Orozco es una de las estrellas más queridas de nuestro país, y a estas alturas ha vendido más de un millón de copias a nivel nacional, desde su primer disco “Un reloj y una vela” en el año 2000 hasta la actualidad.

Su afición a componer, cantar y tocar la guitarra se remonta a cuando, con 15 años, en un viaje a Sevilla, en el barrio de Triana ve y escucha cantar y tocar a unos chicos en la calle Betis, cerca del río Guadalquivir. Reunió un poco de dinero y se compró su primera guitarra, que todavía conserva. De sus inicios y de muchas cosas más habló en el programa de Bertín Osborne, incluyendo algunas confesiones con las que no pudo evitar emocionarse.

El cantante por ejemplo recordó cómo había sido su infancia, la muerte de su padre que le trastocó la vida. De hecho la primera vez que una discográfica le dio una oportunidad, cantó unos cuantos temas suyos y entre ellos “El cielo estaba dorado.

“Una canción que escribí pocos días después de que muriera mi padre y no la he vuelto a cantar.”

Además, habló sobre su madre. “Mi madre limpia en una casa para que a mí no se me olvide lo que cuesta levantarse todos los días“, ha confesado Orozco. Pero Bertín alucinó con su gran anécdota: “mi madre me vestía de niña y me llamaba Manuela“. Al parecer, ella quiso haber tenido una chica

 

Habló sobre cómo Devuélveme la vida” se convirtió en todo un fenómeno, aunque no parecía destinada a serlo:

“”Devuélveme la vida” no iba a ir al disco. La escribo porque le tengo que pedir perdón a alguien porque he sido todo lo cabrón que he podido ser. Yo no quería que estuviera en el disco.

(…) No se convierte en sencillo hasta el quinto sencillo del álbum. Pero en Operación triunfo deciden cantarla y ahí se convierte en una locura y cambió todo en mi vida.”

El éxito me llega con 31 o 32 años y eso fue bueno, porque si me hubiera llegado antes, siendo como soy, ahora no estaríamos aquí sentados“, confesó Orozco.

Pero el momento más emotivo fue cuando habló de una dura crisis personal, posterior a su éxito.

En 2007 me pasaron varias cosas muy difíciles. Lo perdí todo, absolutamente. Y fue de la mano de mi mejor amigo“, recordó.

“He aprendido que siempre debes protegerte de las cosas. Y mi familia se está enterando de todo ahora. Pero lo volvería a hacer.”

Sobre su carrera musical, el cantante desveló que “he pensado alguna vez en dejarlo, porque la distancia me hace mucho daño y estar lejos de mi niño me hace mal“.

Afortunadamente, ahora considera que su nueva faceta de coach en La Voz ha sido muy positiva para él: “Ahí cambió todo, aparecen cosas que yo no controlo“, confesó.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.