Web
Analytics

La echan del gimnasio porque distraía a los clientes con sus enormes pechos

Todos tenemos alguna parte de nuestro cuerpo que nos hace sentir inseguros, y especialmente cuando somos más jóvenes nos gustaría poder cambiarlas. ¡Hasta Pilar Rubio! A veces lleva tiempo ver las cosas con perspectiva y aceptar esas partes con las que nos sentimos menos a gusto.

pechos-672xXx80

Pero no hay duda de que las mujeres lo tienen mucho peor que los hombres, en este sentido. Sin ir más lejos, esta mujer de Ottawa, Jenna Vecchio, a la que le dijeron que su ropa de ejercicio era “ofensiva” e inapropiada… porque sus tetas eran demasiado grandes.

Estas son las fotos que muestran lo que Vecchio llevaba puesto en ese momento:

13227038_10154063357021597_3013609231808215599_n 13240006_10154063357016597_8772324243091832205_n 13241308_10154063357061597_6315829631182302023_n

A pesar de que impidieron que Vecchio se ejercitara por la ropa que llevaba puesta, según ella su atuendo no era diferente al de otras mujeres en el gimnasio. Y si echas un vistazo al sitio web del gimnasio, Movati, te das cuenta de que no le falta razón:

1234
Impresionada por la respuesta del gimnasio, Vecchio por lo visto se paseo por el gimnasio preguntando a las mujeres si les ofendía su físico, que por supuesto es algo muy raro para ir preguntando por ahí y a lo que seguramente cualquiera contestaría que no para evitar un enfrentamiento, pero aún así… Después se fue a hablar con los encargados del gimnasio.

Les dije que mi camiseta no era diferente a las de otras mujeres. Me dijeron que no importaba, que por el tamaño de mis pechos no me podía poner una camiseta de tirantes. Me sentí humillada y discriminada por mi figura… Mi camiseta de tirantes no era diferente a las de muchas otras mujeres en el gimnasio; a excepción del tamaño de mis pechos que parecían ser más grandes en comparación a mi tamaño que los de otras mujeres.

La publicación de Vecchio ha sido compartida más de 4.000 veces, con muchos comentaristas mostrando su enfado por el suceso.

1

¡Es una absoluta gilipollez!

¡Dios mío! Lo que están es celosos. Diría que hay que boicotearles pero eso me haría querer volver para tocarles más las narices. Pero publicar esto en su página de Facebook te podría conseguir una membresía gratuita.

Si quieres seguir siendo unas vacas amargadas, te diría que sigas llevando tu camiseta de tirantes. ¡Sigue mostrándoles aquello de lo que tienen celos! Lo peor que puede pasar es que te expulsen del gimnasio. Ya ves tú… En Ottawa hay MUCHOS más gimnasios, que no te discriminan por tu físico o por lo que has decidido ponerte. Sé que me gustaría sentirme cómoda y bienvenida en un lugar en el que hago deporte y ese gimnasio no cumple con el requisito.

Sin embargo, Movati asegura que las fotos no reflejan exactamente lo que llevaba puesto Jenna cuando la dijeron que se marchara. Han publicado un comunicado en el que por lo que parece se mantienen firmes en su decisión:

En Movati, nos esforzamos diariamente en crear una atmósfera en la que todos nuestros miembros se sientan cómodos y sanos. Le pedimos a todos que sean respetuosos entre sí incluyendo una ropa modesta y calzado apropiado. Es importante para nosotros que todos los miembros tengan una experiencia positiva en Movati particularmente porque tenemos miembros de edades, niveles de aptitud, etnias y religiones diferentes. Nuestra meta principal es perseguir un estilo de vida sano y positivo.

Aunque seguramente no ha sido intencionado, la ropa de la Señorita Vecchio no era tan modesta como ha sugerido con las imágenes que ha compartido recientemente en Facebook y a través de varias entrevistas con los medios, y provocó que varios miembros se sintieran incómodos y expresaran su preocupación al equipo del gimnasio. Después de las publicaciones de la Señorita Vecchio sobre el tema, condujimos una investigación que incluyó relatos de primera mano de los miembros del equipo, y una reunión con la propia Jenna, que se marchó de las instalaciones sintiendo que había podido expresar su posición. Tres concluir estas entrevistas, apoyamos nuestra decisión original de que la Señorita Vecchio estaba vestida de manera inconsistente con nuestro código de conducta. El equipo de Movati nunca dijo que el estilo de la Señorita Vecchio no fuera apropiado —fue la falta de cobertura lo que causó un problema mientras se ejercitaba al lado de otros miembros. Aunque en ningún caso queríamos avergonzar a la Señorita Vecchio, nos pareció necesario señalarle la situación por la incomodidad de otros miembros. Aunque nuestro equipo fue profesional y discreto en su forma de abordar el problema, ella y su marido han decidido escalar el asunto de manera pública.

Aunque es desafortunado que la Señorita Vecchio ha tenido una experiencia negativa, no era la intención de Movati. Nuestro foco está en un ambiente positivo, respetuoso y sano para todos los miembros mientras persiguen sus metas de ejercicio y bienestar.

No sé vosotros, yo estoy a favor de respetar a la gente, pero si no eres suficientemente maduro para gestionar tus emociones solamente porque el físico de alguien te ofende, quizás necesites hacértelo mirar. No es un anuncio o una película o una portada de revista: es una persona real. Me encantaría que intentaran decirle lo mismo a un hombre musculado en una camiseta de tirantes similar