Web
Analytics

La estremecedora imagen de Ana Obregón celebrando sola el cumpleaños de su hijo Aless Lequio

Este martes fue un día durísimo para Ana Obregón, ya que ese día, su hijo Aless hubiera cumplido 28 años, el joven falleció el pasado 13 de Mayo debido a un cáncer con el que llevaba luchando más de dos años.

La actriz quiso recordar a su hijo en esta fecha tan señalada compartiendo una fotografía en su cuenta de Instagram con un sobrecogedor mensaje:

“Hoy hace 28 años de mi foto favorita a los pocos días de tu nacimiento”, comienza diciendo junto a una fotografía de una jovencísima presentadora y actriz sosteniendo a Álex cuando apenas era un bebé. “Llegaste la noche más mágica del año y me regalaste un significado para esta vida que hasta entonces no había encontrado”. Comenzaba diciendo

“Tengo el honor de ser tu madre, de haberte visto crecer, jugar, estudiar, reír, superarte, madurar, trabajar, brillar, amar, dar, sufrir, llorar y luchar hasta el final como un gladiador. Tu película favorita”.

“Me ha llenado de orgullo verte soplar durante 27 años las velas de tu tarta de cumpleaños. Hoy el cielo se iluminará con 28 velas inmensas como tú y, al soplarlas, estoy segura de que escucharás el infinito aplauso de muchas personas que te quieren y otras que te admiran porque tus huellas han conseguido que todos seamos mejores personas“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

“Muchas felicidades, hijo mío. No sabes cómo duele no poder estar a tu lado y la eternidad de tu ausencia. Te quiero desde siempre y para siempre”, terminó Ana Obregón adjuntando el hashtag #Alessforever.

1 11

Pero, un poco más tarde, a través de sus stories publicó un detalle que pasó desapercibido, pero que conlleva un importante significado, en la fotografía se podía ver la tarta favorita de su hijo, una tarta que ya había compartido en publicaciones de los últimos cumpleaños.

Se trata de una tarta de chocolate con forma de erizo. La misma que se vio cuando este cumplió 24 y 25 años. Una íntima forma de felicitar y homenajearlo en los momentos más duros de su vida.