La extraña desaparición de Rocío Flores inquieta a su familia y seguidores

Anuncios

El misterio de Rocío Flores

Rocío Flores, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David, se ha convertido en una de las figuras más mediáticas del panorama nacional. Tras su paso por Supervivientes y su carrera como colaboradora en Telecinco, la joven se ha lanzado al mundo de los influencer en Instagram, donde promociona productos de belleza y moda. Sin embargo, desde hace semanas, Rocío Flores ha desaparecido de las redes sociales, lo que ha generado todo tipo de especulaciones sobre su paradero y su situación personal.

Anuncios

Un viaje a México y una pérdida de seguidores

La última vez que Rocío Flores publicó algo en su feed de Instagram fue el 12 de septiembre, cuando compartió una foto con un vestido rojo. Desde entonces, solo ha subido algunas stories esporádicas, la mayoría relacionadas con Farmasi, la empresa de cosméticos de la que es imagen y colaboradora. De hecho, a finales de septiembre, la joven viajó a México para asistir a una convención de Farmasi, una compañía internacional que fabrica y vende productos de belleza, cuidado personal, hogar y bienestar y accesorios.

Este viaje coincidió con el inicio de la segunda temporada del documental de su madre, Rocío: contar la verdad para seguir viva, en el que se abordan temas muy delicados sobre la relación entre madre e hija. Quizás por eso, Rocío Flores ha preferido mantenerse al margen y alejarse de los focos mediáticos. Lo cierto es que su ausencia en las redes sociales le ha pasado factura, ya que ha perdido cerca de 40.000 seguidores en Instagram en los últimos meses. Actualmente cuenta con 760.000 followers, una cifra aún elevada pero que dista mucho del millón que llegó a rozar.

Anuncios

Una relación rota con su madre

Otro de los aspectos que más interés suscita sobre Rocío Flores es cómo está su relación con su madre, Rocío Carrasco, con quien lleva años sin hablarse. La joven ha intentado acercarse a ella en varias ocasiones, tanto públicamente como en privado, pero sin éxito. Rocío Carrasco ha dejado claro que no quiere saber nada de su hija ni de su exmarido, Antonio David, a quien acusa de maltrato y manipulación.

Además, Rocío Carrasco sigue inmersa en varios procesos judiciales contra Antonio David y otros colaboradores de Telecinco que han cuestionado su versión de los hechos. Uno de ellos es Kiko Matamoros, quien reveló en 2019 que Rocío Carrasco no llevaba al neurólogo a su hijo David cuando tenía la custodia. Esta información enfureció a Rociito, que demandó al tertuliano por vulneración del derecho al honor. Sin embargo, el juez desestimó la demanda y condenó a Rocío Carrasco a pagar las costas del juicio. Este es solo un ejemplo de las batallas legales que mantiene la hija de Rocío Jurado, que parece lejos de reconciliarse con sus hijos y con su pasado.

Anuncios