Web
Analytics

La extrema delgadez de Anna Kournikova en Instagram causa preocupación a sus seguidores

A sus 35 años, la ex tenista rusa Anna Kournikova ha vuelto a ser noticia, pero esta vez no se trata de algo relacionado con el deporte o por algún incidente con su pareja Enrique Iglesias, juntos desde el año 2001.

Una foto publicada por Anna Kournikova 🐾 (@annakournikova) el

Kournikova, allá por 1997, se convirtió en una de las mejores jugadoras del mundo, consiguiendo el hito de haber llegado hasta la ronda de semifinales en su primer torneo de Wimbledon como jugadora profesional. Aquel año experimentó una gran subida en los rankings, consecutivamente a cuatro de las 10 mejores jugadoras del momento durante el torneo. Mantuvo el maravilloso récord de no haber perdido con ninguna jugadora situada a partir del puesto 15 —o con menor ranking que el suyo— desde el comienzo de 1997.

Ahora, Kournikova ha inquietado a sus seguidores al mostrar en sus últimas fotografías en Instagram un cambio demasiado drástico en su físico. En las imágenes aparece mucho más delgada de lo habitual, con unas piernas estrechas y unos brazos demasiado marcados, tanto que la mayoría de los comentarios que ha estado recibiendo en los últimos días proceden de fans preocupados por su salud.

 

Una foto publicada por Anna Kournikova 🐾 (@annakournikova) el

Una foto publicada por Anna Kournikova 🐾 (@annakournikova) el

Una foto publicada por Anna Kournikova 🐾 (@annakournikova) el

Una foto publicada por Anna Kournikova 🐾 (@annakournikova) el

A juzgar por las imágenes, la tenista ha querido dejar atrás su robusto y tonificado cuerpo de deportista para aparecer más delgada que nunca.

 

Sea como sea, sus más fieles seguidores defienden que no le ocurre nada malo y que esta nueva figura es el resultado de una dieta estricta, combinada por supuesto con mucho ejercicio físico y mucho yoga. Lo que está claro es que la modelo rusa ya no tiene el mismo cuerpo que en sus años de estrellato.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Parece que Anna Simón no es la única que ha vuelto de las vacaciones con unos cuantos kilos menos

Vía Elegí mal día.