Web
Analytics

La fiscalía pide 5 años más de cárcel a Pablo Hasél por un nuevo delito

Parece que le calvario judicial continúa para Pablo Hasél, la fiscalía ha abierto una nueva causa como responsable de unos actos violentos que se produjeron en las calles de Barcelona, según publica El Mundo.

Los hechos se produjeron horas después de que el expresidente de Cataluña Carles Puigdemont fuera apresado en Alemania. En estas protestas violentas hasta cuatro agentes de los Mossos d’Esquadra resultados heridos y tuvieron como consecuencia graves daños materiales en el intento de asalto a la Subdelegación del Gobierno en Lleida.

Por este motivo además de la pena de cárcel, la fiscalía solicitará 7.000 euros de indemnización para pagar los daños materiales y otros 4.000 para indemnizar a los policías que tuvieron que ausentarse temporalmente fuera de sus puestos. El ministerio público considera al rapero cabecilla de estos grupos que asaltaron violentamente e intentaron acceder al edificio junto a 10 personas más. Todos ellos están siendo investigados y tendrán que rendir cuentas ante la justicia.

“Previo acuerdo con otras personas no identificadas, [los acusados] empujaron a las líneas policiales hacia el edificio, gritando e incitando al resto de los 3.000 manifestantes que al menos allí se encontraban a hacerlo”, dice el auto la acusación.

Según el texto de la fiscalía los acusados se apoyaron en el anonimato que ofrece la manifestación para acorralar a los agentes con patadas y empujones para acorralarlos en la puerta de la Subdelegación del Gobierno donde incluso sustrajeron emisoras de radio a los policías autonómicos.