Web
Analytics

La foto que mejor demuestra la imbecilidad de alguno en los Sanfermines se hace viral

Con la llegada de Internet y de las redes sociales a nuestras vidas ha ocurrido un curioso fenómeno que, llevado al límite, puede ser hasta peligroso para nuestra salud: si no lo subes a Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram no ha ocurrido. Conciertos con miles de personas levantando su teléfono móvil al cielo y grabando –mal casi siempre– la actuación de su grupo favorito y por el que ha pagado una entrada no precisamente barata.

Ya no importa ir y pasarlo bien, ahora lo importante es demostrar que estuviste allí, y los likes que puedes sacar de esa experiencia. Concierto de fulanita, 900 likes; fiesta en la playa, 500; boda de mi hermana, 700. Hasta se han visto publicaciones de funerales de familiares para rascar los codiciados likes. Una auténtica locura.

Y tal es la ansiedad por conseguir “la foto que lo pete en Instagram” que hace unos días pudimos ver a unos mozos tirados en el suelo mientras una vaquilla saltaba por encima de ellos. La imagen, tomada por la fotógrafa Susana Vera para la agencia Reuters, nos enseña que estos jóvenes estaban más pendientes de tomar la fotografía que de su propia seguridad. Una imprudencia que seguro les dio miles de likes de desconocidos.

Como bien señala el usuario de Twitter @GoldeFutre, esta imagen es un reflejo del mundo moderno. Mi yo social por encima de mi yo físico. 

https://twitter.com/ASUNIXX/status/886879727348314112

https://twitter.com/Suuputamadre/status/886522056841596929