Web
Analytics

La gente aún está flipando con la que ha salido en defensa de Jordi Cruz

La polémica de Jordi Cruz y los “becarios” que trabajan en su restaurante aún sigue dando que hablar y lo que te rondaré morena.

Ante esta nueva polémica, los usuarios de las redes sociales se han dividido en dos grupos: por una parte están los que defienden al chef y dicen que trabajar con él –aunque sea gratis– es todo un honor y que incluso los estudiantes deberían pagarle; y en el bando contrario se sitúan los que argumentan que trabajar diez, doce o catorce horas gratis es esclavismo, por mucho que Jordi y su restaurante sean la cuna del conocimiento culinario.

La verdad es que algunos argumentos, sobre todo los que defienden al cocinero, más parecen escritos por el dueño de un campo de algodón que vivió en Estados Unidos en los siglos XVIII o XIX, y no por personas que viven en el año 2017. Y lo peor de todo es que esta defensa está hecha por gente joven que debería defender sus derechos y no los de un señor que se ha comprado un palacete de tres millones de euros con un negocio que, sin becarios que doblen el lomo gratis, no sería rentable, como el mismo ha reconocido.