Web
Analytics

La hija de un guardia civil de 13 años se dirige a sus compañeros de clase y merece la pena leerlo

Días en los que nuestro país está viviendo su peor crisis en los últimos 40 años. Días en los que el ruido, los gritos e insultos, los reproches, las amistades que se pierden por pensar diferente, y mucho, mucho odio, lo llenan todo. Desde los programas de televisión hasta las redes sociales, pasando por la carnicería del barrio o el gimnasio, el zumbido no se detiene. Y nuestros políticos –en lugar de apaciguar el ambiente e intentar dialogar– han iniciado una loca carrera por ver cuál es el más inepto. Porque, al final, todo esto es culpa de ellos. 

Y entre tanto odio y miedo, aún conocemos historias que son un rayo de luz en medio de la oscuridad. La última tiene de protagonista a la hija de un Guardia Civil de 13 años, que está muy asustada. La joven, que vive en el cuartel de la Benemérita en Sant Andreu de la Barca, Barcelona, ha escrito una carta a sus compañeros de colegio donde les pide que “pase lo que pase, tratadme como siempre me habéis tratado, porque somos compañeros”. 

No te la pierdas porque, ahora mismo, es lo único que no nos hace perder la esperanza en que todo este problema tenga una solución pacífica.