Web
Analytics

La historia de esta chica en Renfe que os hará volver tener esperanzas en el amor

Todos sabemos cuál es la realidad en Tinder. Chats interminables hasta alta horas de la madrugada… citas… chascos…. volver a empezar. Vale, de vez en cuando se conoce a gente fantástica, pero abundan también las decepciones. Lo cierto es que la aplicación que en 2014 convirtió las citas-casi-a-ciegas en lo más normal del mundo ha revolucionado la manera de ligar.

Y es que aunque te desencantes de la aplicación y la dejes una temporada, siempre pasa lo mismo… tus amigos y amigas no paran de quedar con gente guay —o eso dicen ellos—, y acabas volviendo a caer. Pero una cosa está clara: aunque seas adicto a Tinder, nada sustituye las mariposas que tenemos cuando ligamos a la vieja usanza, es decir, cara a cara en algún lugar romántico como… ¿la Renfe?

Se trata de la historia de la tuitera @PaulaIsAllIn, que conoció a un chico en el tren, con la mala fortuna de que se separaron sin poder intercambiar alguna forma de contacto. Pero, afortunadamente —y con la ayuda del community manager de Renfe—, gracias a Twitter se han vuelto a encontrar

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.