Web
Analytics

La indignación de una madre tras descubrir que el bikini de una niña lleva relleno desata un debate en las redes

El verano es una de las épocas del año en las que renovamos el armario de los más pequeños y la ropa de baño, bañadores y bikinis, es la auténtica estrella de la temporada. Actualmente es habitual que los bikinis de niña que lleven la parte de arriba tapada y no dejen su pecho al descubierto, por este motivo muchos padres se están quejando ya que esto resta una comodidad a sus hijas de la que sí disfrutan los niños.

Aunque parece que estamos llegando a otro nivel, una usuaria de Twitter mostró una nueva tendencia que se está implantando es los bañadores infantiles: los tops con relleno. “Le han regalado este top a mi hija. Talla 5-6. Sí, estáis viendo bien, tiene relleno”, tuiteaba Ana.

En seguida el tuit se viralizó por la red social, llenándose de comentarios horrorizados ante la situación, incluso varias personas compartieron experiencias similares y se unieron a Ana para denunciarlo.

“Zara, H&M, Mango y C&A. Ningún bikini solo con la parte de abajo. Mi madre a los 20 años en topless en 1975 y mi hija a los 6 tapada en 2021. El progreso de vamos a hacer que se sientan mal con su cuerpo pronto para empezar a venderles remedios lo antes posible”, aseguraba otra usuaria.

En el debate generado a raíz de estas publicaciones se ha puesto sobre la mesa el peligro de la hipersexualización de las niñas a una edad tan temprana, haciéndolas más susceptibles a convertirse en víctimas de abusos por parte de los adultos.

Sin embargo, otros usuarios han tratado de restarse importancia enfocando el problema fuera de la sexualización de la infancia. “Entiendo lo preocupante de sexualización infantil que existe en el mundo, pero como diseñadora textil puedo decir, que probablemente esté el relleno como soporte, ya que se suele caer/fruncir la parte del pecho al no tener suficiente tela en los hombros”, explicaba Nina Valle en un tuit.

Otros argumentos se enfocaban en que quizá la utilidad de este relleno fuera que no se le marcasen los pezones por el frío y, además, servían como protección de “un área tan delicada y sensible”, a los que otras personas respondieron que, si ese fuera el caso, por qué no lo llevaban también los niños.