Web
Analytics

La madre “más despreciable del mundo”. ¡Deberías ver lo que hizo!

14

Así es la madre más “despreciable” del mundo y esta es la lección que le da a sus hijos.

Dar las gracias, pedir las cosas por favor y disculparse cuando uno se equivoca son los tres pilares fundamentales donde se erige una buena educación. Pero, y aunque todos diremos que nosotros lo hacemos, cada día es más difícil encontrar a alguien que cumpla con estos elementales requisitos.

Hace unos días una madre y escritora estadounidense, Jaime Primak Sullivan, publicaba un post en su cuenta de Facebook que incendiaba las redes sociales. En él se describía como “La madre más despreciable del mundo”, después de un incidente con sus hijos en un restaurante. Pero seguro que no es como piensas…

No te pierdas esta impresionante historia:

«Hoy en día, soy la madre más vil que haya existido nunca en el mundo. Llevé a los niños a Dairy Queen después de la cena. Eligieron un helado, y nos demoramos unos 5 minutos hasta que llegase nuestro turno.

Una camarera, que aparentaba tener unos 17 años, nos sirvió. Trajo el pedido a los niños que habían ordenado un poco de helado, y cuidadosamente se lo entregó a todos personalmente. Pero ninguno de mis hijos ni siquiera le dirigió una mirada. Nadie dijo gracias. Ni ella, ni a mí. Como si fuera algo que se da por sentado.

giphy (10)

Conté hasta diez, ¡pero los niños salieron con helado por la puerta como si no hubiera pasado nada! Intercambié una mirada con la camarera, y creo que se nos ocurrió la misma idea. Fui detrás de ellos a la calle, les recogí sus helados y, para su gran consternación, se los tiré a la basura. Por supuesto, los tres de inmediato armaron un berrinche, pero esperé. Tranquila y en silencio. Hasta que habían entendido que yo quería decirles algo.

Cuando se calmaron, les dije que un día, con suerte, probablemente tengan un trabajo, al igual que esta chica. Si alguno de ellos llegara a ser un camarero, espero de corazón que otras personas lo vean. ¡Lo miren a los ojos y le digan gracias! Porque esta es una elemental conducta de dignidad humana.

¡Así que hoy soy la madre más despreciable en el mundo!»

23

En Facebook se ha abierto un tremendo debate alrededor de esta publicación. Gente a favor “yo mismo trabajé en un restaurante y constantemente hice frente a actitudes groseras”. Y otros muchos en contra “para los niños fue un shock, y lo recordarán durante mucho tiempo.” han querido dejar su comentario.

¿Y tú qué opinas?