Web
Analytics

La mala suerte se cebó con Cristina y César, los gallegos alcanzados por la explosión del hotel de La Habana

Estaban de vacaciones de la ciudad cubana

Cristina y su novio César eligieron La Habana para pasar una vacaciones cuando la fatalidad y la mala suerte se cebó con ellos. El pasado viernes paseaban por delante del legendario Hotel Saratoga, de cinco estrellas y uno de los mas conocidos de La Habana. El apartamento en el que estaba alojados se encontraba muy próximo al centro histórico de la ciudad.

El fatal paseo para ver el hotel se produjo justo cuando un camión cisterna suministraba gas licuado al interior del hotel, y por posiblemente una fisura en la manguera se provocó una enorme explosión que hizo que colapsara la construcción y se desprendiese su fachada.

Un paseo fatal en el centro histórico de La Habana

La onda expansiva alcanzó a la pareja de novios sobre la que cayeron escombros y cascotes. Una columna de humo era visible en toda la ciudad y decenas de víctimas de la explosión yacían en las inmediaciones del alojamiento -que ya llevaba dos años cerrado por la pandemia-. Su reapertura estaba prevista para el próximo martes 10 de mayo. Motivo por el cual solo un equipo de empleados estaba en el interior.

Ya son 30 los fallecidos confirmados y 84 heridos, 16 hombres y 14 mujeres, entre ellas una embarazada y hay cuatro cuatro menores entre las víctimas mortales: uno tenía 10 años, otros dos tenían 15 años y el último, 17 años. De los hospitalizados, cuatro se encuentran en estado crítico, nueve graves y una decena bajo cuidados.

Cristina falleció en el acto. Sin embargo su novio César se encuentra herido grave y fue trasladado al hospital en estado crítico y fue operado de emergencia. De momento su estado es reservado y los médicos no han hecho predicciones sobre la evolución de su estado.

La pareja vivía en As Pontes. Cristuna era empleada en Abanca en la localidad próxima de Ortigueira. Era natural de Viviero (Lugo) y su formación era en económicas.