Web
Analytics

La novia del padre de Gabriel declara en estos momentos ante la Guardia Civil

Continúa la búsqueda de Gabriel Cruz Ramírez, el niño de ocho que desaparecía en la localidad de Níjar, Almería, hace más de una semana. Nada se sabe del paradero del pequeño desde que se perdiera su rastro cuando caminaba desde la casa de su abuela materna hasta la casa de sus primos, separadas éstas por escasos cien metros de distancia.

Son cientos de personas, entre efectivos de la Guardia Civil, servicios de emergencias, vecinos y voluntarios desplazados desde otros pueblos y ciudades, los que están realizando batidas desde que amanece hasta que se pone el sol, prestando especial atención a cortijos, casas abandonadas, pozos, pequeñas balsas, simas y recodos. Un gran despliegue de medios que actualmente se está centrando en una búsqueda selectiva en un radio de 12 kilómetros alrededor de la zona donde desapareció Gabriel.

Los usuarios de las redes sociales también están prestando toda su ayuda para localizar al pequeño, y con sus tweets y retweets difunden el cartel con su fotografía desde el martes 27 de febrero y los números de teléfono a los que hay que llamar para comunicar cualquier novedad. En este tipo de casos, toda colaboración es bienvenida.

Las últimas novedades sobre la investigación es que Según La Sexta:

La Guardia Civil habría pedido a Ana, la mujer que tiene una relación sentimental con el padre de Gabriel, el niño desaparecido en Níjar, que acuda a dependencias de la Guardia Civil. Tratan de buscar el mayor número de datos posibles de la persona que le vistió por la mañana el día que desapareció, y por tanto sabía la ropa que llevaba, y es además la persona que encontró la camiseta.

Esta entrevista con los agentes estaba programada desde el momento en el que se produjo el hallazgo de la camiseta. Iba a ser el pasado sábado, pero la mujer se cayó y han esperado hasta hoy para que se recuperara. Al parecer, Ana quedó en estado de shock cuando vio la prenda del pequeño, y no recuerda si la tocó o la movió.

Para la Guardia Civil la camiseta es la primera línea de investigación: “Nos va a hablar mucho de dónde está (Gabriel)”.

Según explicó el padre del menor, cuando su pareja le llamó diciendo que había encontrado la camiseta de Gabriel, éste le pidió que no la tocara, y asegura que así lo hizo pero sí se acercó a olerla.