Web
Analytics

La nueva moda sexual que vas a querer abandonar el planeta inmediatamente

Como decía el torero sevillano Rafael Gómez Ortega “Hay gente pa tó”, y con cada nueva orientación o identidad sexual (como algunos lo definen) que conocemos, más nos quedamos con la boca abierta y el culo torcido –siempre desde el respeto, claro–, que cada uno se puede acostar con quien mejor le parezca, aunque ese “quien” sea un árbol o una roca.

¿Un árbol? ¿Pero de qué estamos hablando? Pues de la nueva moda sexual llamada “ecosexualidad” y que consiste, ni más ni menos, en mantener relaciones sexuales no necesariamente genitales, con los cinco sentidos en plena naturaleza e incluso con ella. De esta manera, la tierra pasaría a ser nuestra amante en lugar de nuestra madre, según informa Ana Sierra en El_Mundo 

 

La ecosexualidad propone, resumiendo mucho el tema, que le hagas el amor a la tierra. Y cómo demonios se hace eso, te preguntarás. Pues aquí te dejamos varias formas de iniciarte en el sexo ecológico. Toma nota.

1) Podrá acariciar la hierba sintiendo cómo ella le acaricia a su vez, oliendo su fresca fragancia o incluso, saboreando alguna brizna mientras juguetea su lengua con ella.

2) Abrazar intensamente árboles también podría considerarse una práctica ecosexual, acariciar su corteza, oler su aroma y respirar su energía.

3) Incluso degustar coloridas flores en plena naturaleza, paladeando sus texturas y matices.Algunos chefs ya nos ofrecen flores en sus mejores platos.

4) Correr o pasear por un maizal, bajo el sol, acariciando sus hojas, tallos y granos de maíz con cuidado, siempre respetando al máximo su crecimiento y con permiso de su dueño, por supuesto, sería un acto ecosexual orgásmico para muchas personas. Sobre todo para los que estamos acostumbrados al entorno gris de la gran ciudad.

5) Báñese desnudo en un río o mar y note cómo el agua y las olas acarician su cuerpo, sus genitales. Dedique tiempo a ese baño, deléitese con las pequeñas sensaciones que le pueda generar esa deliciosa experiencia, sin otra intención que su propio placer.

6) Seleccione fruta variada como fresa, melón, higo, plátano, kiwi y papaya. Ábralos, disfrute su color y el olor que desprenden, introduzca los dedos y lengua en su pulpa o acaricie su cuerpo con ellas. Puede estimular sus genitales si lo desea, por supuesto.

Fuente: El_Mundo