Web
Analytics

La operación judicial contra Antonio David ya está preparada: “hay pruebas suficientes”

El mayor miedo de Antonio David Flores, a punto de hacerse realidad.

Los últimos meses han sido realmente intensos para el mundo de la prensa rosa. Todos y cada uno de los episodios de la docuserie de Rocío Carrasco estuvieron cargados de polémica, y dieron mucho de qué hablar en programas y revistas del corazón.

Si hacemos balance, Antonio David Flores es sin duda quien salió peor parado de la docuserie. El exguardia civil está siendo juzgado en los últimos meses por su papel como esposo de Rocío Carrasco, y padre de los hijos en común de la pareja. Gracias al programa de Telecinco, se ha descubierto a un Antonio David muy alejado del personaje que él vendió en televisión durante los últimos años.

El marido de Olga Moreno fue despedido por ello de la cadena. Hasta entonces, participaba asiduamente colaborador en Sálvame y Sábado Deluxe. Pero, de un día para otro, desapareció de los programas de la cadena, teniendo además que soportar las críticas de sus compañeros, que parece que en ningún momento quisieron escuchar su versión de los hechos.

Antonio David ya empieza a temblar ante su triste futuro judicial.

Ahora, el exguardia civil podría estar preparándose para enfrentar un futuro judicial muy negro de la mano de su ex. Recordemos que ella advirtió en su docuserie que tenía pensado hacer todo lo que estuviese en su mano para reabrir el caso por maltrato psicológico del que supuestamente fue absuelto Antonio David.

En su momento, la hija de “la más grande” no contaba con suficientes pruebas como para demostrar el daño tanto físico como emocional que le había causado el padre de sus hijos. El principal motivo es que se negó a acudir a ningún médico especialista que así lo acreditase.

Según ella, “no quería darle más armas con las que atacarla”, aunque finalmente terminó jugando en su contra. A raíz de esto, Antonio David presumió victorioso de su inocencia. Pero Carrasco siempre aclaró que se trataba de un sobreseimiento provisional del caso por falta de pruebas. “Este señor no ha sido absuelto porque para ser absuelto tiene que haber sido juzgado y no lo ha sido. Nadie ha absuelto a nadie”, aclaró.

 

Con la emisión de la docuserie, Carrasco confiaba en reunir suficientes pruebas como para volver a reabrirlo. Por ejemplo, ha reunido testimonios de testigos que presenciaron el maltrato al que el exguardia civil la sometía. “Vamos a presentar la reapertura, con testimonios nuevos que no narré en su día y que pensaba que ya no valían por el tiempo que había pasado”, aseguró.

Concretamente, Rociíto relató que durante su segundo embarazo Antonio David estuvo a punto de tirarla por la ventana en Chipiona. Montse Suárez, abogada presente en plató durante la emisión de los capítulos de la docuserie, confirmó los próximos pasos de Carrasco.

“Me consta que el abogado de Rocío Carrasco ha recabado pruebas para lograr una reapertura de la causa”, dijo en una entrevista concedida a la revista Lecturas. “El caso de Rocío, sin ser distinto a los demás, es ejemplarizante por ser conocida”, explicó a la revista. “Y estoy convencida de que a través de la justicia se pueden cambiar hábitos machistas en este mundo”.

Además, la hija de “la más grande” cuenta con el respaldo de numerosas asociaciones como M.A.M.I —Asociación Víctimas violencia Vicaria—, que reúne los testimonios de muchas otras madres. Ha habido quien se ha atrevido a asegurar que Carrasco no había movido ficha judicialmente, pero nada más lejos de la realidad: la mujer de Fidel Albiac ha tomado medidas ya, y parece dispuesta a cumplir con su palabra.

“Hasta donde yo sé no ha habido ningún movimiento por su parte. No se han presentado denuncias o testimonios para la posible reapertura del caso. Esta mujer quiere abrir muchos casos, pero lo mediático no tiene nada que ver con lo judicial”, afirmó por su parte Luis Salas, el jefe de prensa del Tribunal Superior.

De lo que no hay duda es de que el relato de la madre de Rocío y David Flores es desgarrador. “Aparte de tenerme así en estos 17 años, ha puesto en mi contra a mis hijos, ha llevado a mi hija a que me dé una paliza”. “No me deja vivir, no consiente que viva. Cada vez que este señor sale en una portada y leo lo que dice, yo me tengo que ir corriendo al psiquiatra porque me tiene que subir la medicación”, lamentó.

“Este señor ha hecho que mis hijos me odien. Me ha privado del amor, del amor, del cariño, de la confianza de mis hijos. Lo ha hecho en privado y públicamente”, acusó a Antonio David.