Web
Analytics

La policía podría tener en sus manos la pista clave para encontrar por fin a Marta del Castillo

¿Y si la pista definitiva para encontrar el cuerpo de Marta del Castillo hubiera estado siempre en manos de la policía?

Es la pregunta que se hace el juez de instrucción número 4 de Sevilla, Álvaro Martín. Este ha solicitado a Policía Nacional la posibilidad de obtener una clonación del teléfono de Miguel Carcaño.

Marta del Castillo desapareció en Sevilla el 24 de enero de 2009, y todos los implicados en el caso tenían los móviles apagados en el momento en el que sucedieron los hechos. Este “apagón de los móviles”, junto con las versiones contradictorias, han sido los principales obstáculos para reconstruir los últimos pasos de esas personas.

En las investigaciones efectuadas después de la desaparición de Marta, se utilizaron las antenas de los móviles para localizar las llamadas que hicieron los implicados. Esto dificultó posteriormente el conocimiento exacto de su ubicación en el momento de los hechos.

Recordemos que en el juicio sólo fue condenado Miguel Carcaño. En la sentencia del caso Marta del Castillo se recoge que este llamó a las 17:53 del día 24 de enero a Francisco Javier García Marín, alias “El Cuco”. La llamada se ubica en la antena BTS de la calle Arroyo, lo cual “confirma que se encontraba con Marta del Castillo, en su barrio”. A las 00:11 llamó a Samuel.

A la 01:00 y a la 01:37, la madre de Marta llama al móvil de Miguel Carcaño, y a las 04:22 le llama su hermano, Francisco Javier Delgado. Este llama más tarde, a las 04:36 y a las 05:52, al móvil de Marta. Según la sentencia, “en todas estas ocasiones el móvil de Miguel se encuentra situado en la zona de la BTS de Camas, a excepción de la última que se encuentra en la BTS de Macarena, es decir en la casa de León XIII”.

La sentencia recoge que el móvil de Miguel Carcaño estuvo inactivo entre las 01:37 y las 04:22. Es decir, que hay una franja de tiempo en la que no recibió ni efectuó llamada.

Ahora, el juez de instrucción pregunta formalmente a la policía si existe la posibilidad de clonar el teléfono de Miguel Carcaño, ya que podría ser la pista definitiva para resolver el misterio.

El teléfono está en manos de la policía.

La prueba es la principal esperanza de la familia, que durante los últimos meses ha aportado nuevas pruebas para reactivar el caso. La abogada de la familia, Inmaculada Torres, se mostró optimista tras consultar el perito. Este explicó que la clonación es posible a pesar de que han pasado más de diez años desde los hechos.

La sentencia recoge que Miguel utilizaba varios móviles cuando ocurrieron los hechos. Uno de ellos se encuentra en manos de la policía, como parte de las pruebas, y sigue bajo custodia de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla.

Quizás ahí resida la clave que permita encontrar el cuerpo de Marta, doce años después. Una novedad que devuelve las esperanzas a la familia de Marta, pocos días después de que la fiscalía pidiera archivar de nuevo el caso por falta de pruebas.

Parecía que el caso había vuelto a cobrar vida después de las nuevas pruebas presentadas por el padre de Marta del Castillo, Antonio, especialmente después de la confesión que le hizo Miguel Carcaño desde la cárcel. Miguel le contó que él y su hermano habían discutido por un impago de las letras del piso, y que Marta recibió un golpe fatal cuando intentaba poner paz entre los dos.

La familia de Marta empezó a investigar y consiguió los documentos que parecían demostrar que los dos hermanos habían querido estafar al banco. El juez de instrucción dio credibilidad a las pruebas y ordenó reactivar la investigación. Pero después de meses de indagaciones, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional no ve indicios suficientes y ha pedido archivar de nuevo el caso, acabando con las esperanzas de la familia de Marta.

La petición del juez de clonar el móvil de Miguel mantiene vivas las esperanzas de encontrar el cuerpo de la joven y permitir a la familia cerrar el duelo. La policía tendrá que mirar ahora si es posible realizar una operación de este tipo, pero la familia confía en que así sea.