Web
Analytics

La policía revela la escalofriante causa de la muerte de Iván, el joven desaparecido en Salamanca

La autopsia confirmó que el cadáver hallado en Gimialcón es el de Iván Díaz.

La desaparición del joven de Paradinas de San Juan, Iván Díaz, tuvo el peor de los desenlaces. Al cabo de las horas, se confirmó el hallazgo de un cadáver cercano a las vías del tren en el término municipal de Gimialcón, Ávila.

Drones, helicópteros y más de 200 vecinos se movilizaron para encontrar al joven. Sin embargo, fue un maquinista quien avistó un cuerpo sin vida, un inquietante detalle más en un caso rodeado de incógnitas.

Posteriormente, se hizo público el resultado de las pruebas forenses realizadas a lo largo de la mañana del martes en el Instituto de Medicina Legal de Ávila. Estas determinaron que el cuerpo hallado era del Iván Díaz, según avanzó la Gaceta de Salamanca, según confirmó la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez.

La investigación sigue abierta para determinar cómo llegó el chico desaparecido en Paradinas de San Juan hasta un paraje situado a unos 15 kilómetros de donde apareció su coche siniestrado. Dicho vehículo fue localizado hace dos días, vacío, tras sufrir un accidente.

La escalofriante causa de la muerte.

Además, fuentes del caso confirmaron que el estado del cuerpo presentaba ciertas deformaciones que apuntaban a que el cuerpo fue atropellado por un tren antes de que el conductor de otra máquina lo encontrase. Las causas y el momento en el que se produjo este suceso aún se desconocen.

Además, no se sabe con seguridad si intervinieron o no de terceras personas, por lo que, en principio, todas las hipótesis están abiertas. Las próximas horas serán claves para esclarecer en qué circunstancias pudo llegar Iván Díaz hasta un punto distante del lugar en el que sufrió el accidente de tráfico en la madrugada del domingo.

Teniendo en cuenta los daños que presentaba el vehículo, parece a priori difícil que Iván pudiera recorrer a pie esa distancia campo a través y por caminos. Además, habría incluso cruzado el pueblo de Gimialcón sin que ningún vecino se percatase de su presencia en medio del revuelo de su búsqueda.

El cuerpo estaba a unos 9 km del coche, en la provincia de Ávila. Todavía no saben cómo llegó hasta allí. La Guardia Civil admite que por el momento no descartan “nada en absoluto”. La información es escasa y los investigadores piden ayuda para juntar las piezas de la trágica noche.

A falta de otros testigos, solo está confirmado que Iván estuvo el sábado en un bar hasta las 2:30 de la madrugada. Cuatro horas después hallaron su coche pero él no estaba. ¿Qué pasó?