Web
Analytics

La policía señala a Abascal por los disturbios de Vallecas tras filtrarse vídeo de lo que pasó realmente

La Policía Nacional mostró ayer jueves, desde su cuenta de Twitter, el apoyo a los policías heridos por los que protestaban en el acto celebrado por Vox en Vallecas con motivo de las elecciones a la Comunidad de Madrid, donde además recordó que los agentes tienen el deber constitucional de “proteger los derechos y las libertades”.

En dicho acto del partido Vox en el barrio madrileño de Vallecas, los disturbios producidos acabaron con 35 heridos, 21 de ellos policías, en las protestas de vecinos y grupos antifascistas contra el mitin, en el cual participaron diversos líderes de extrema derecha, entre ellos Santiago Abascal.

Según ha publicado el diario ABC en un reportaje, fuentes policiales señalan al líder de Vox como el culpable de dichos disturbios: “Si Abascal no hubiera hecho de policía tal vez no habría 21 agentes heridos. Se dedicó a contar pasos, a tomar medidas imaginarias en el aire y a encararse con quienes tenía enfrente”.

Este mismo diario afirmó que un agente pidió a Abascal que no cruzara el cordón de seguridad y que éste “hizo caso omiso”, se bajó de la tribuna, donde había dado un breve discurso, y se dirigió hacia los manifestantes.

Por otra parte, desde el ministerio de Interior, se ha defendido el dispositivo policial, indicando que determinadas actitudes pusieron en riesgo “el trabajo y la integridad física de los propios agentes”. Sobre todo, según cuenta, aquellas que se produjeron “al no seguir las indicaciones y pautas de los agentes que velaban por la seguridad”.

Otras fuentes policiales consultadas al respecto, referentes a las unidades antidisturbios discrepan en cuanto si la cantidad de recursos empleados en el operativo fue la apropiada para el evento. Mientras que algunos calificaron al operativo de “impecable”, otros argumentan que se permitió acercarse demasiado a quienes estaban en contra del mitin, propiciando escenas de tensión, que podrían haberse evitado, y que terminaron con los consabidos disturbios en la zona.