Web
Analytics

La reacción de una madre al enterarse de que su hija ha nacido con síndrome de Down

Son muchas las historias que todos los días conocemos gracias a las redes sociales y que nos ponen un nudo en la garganta. Historias de superación, cartas cargadas de emoción de padres a hijos (y viceversa), y testimonios que nos hacen volver a confiar en el ser humano. Para que luego muchos digan que Facebook, Twitter o Instagram sólo sirven para hacer chistes y memes, difundir mensajes de odio o como sitios donde alimentar nuestro ego.

La última historia que nos ha puesto los pelos de punta tiene como protagonista a Amber Rojas, una americana de 35 años, que tuvo a su último hija en la bañera de su domicilio. La mujer decidió no conocer el sexo de su pequeña hasta el momento del parto, y así dejar algo para la sorpresa: “Como era mi cuarto embarazo y último y quinto bebé, había decidido dejar algo para la sorpresa. No sabía por qué o qué cosa, pero sabía que era diferente. Le dije a mi marido que este bebé iba a ser diferente. Sabía que algo sucedía”.

En una entrevista concedida por Amber Rojas al medio “CafeMom”, la mujer aseguró que sintió que ese embarazo era diferente a los otros cuatro. Y no se equivocaba. Cuando dio a luz y cogió en brazos a su hija por primera vez, se dio cuenta de que la pequeña padecía síndrome de Down.

Amber cuenta que tras ver su bonito rostro “quería saber todo sobre los bebés con síndrome de Down para poder cuidar mejor de mi hija Amadeus. ¡No nos importaba que tuviera síndrome de Down porque todos estábamos encantados con ella!” e insiste en que la niña es un bebé como otro cualquiera “Para nosotros, ella es como los otros bebés que hemos tenido. Necesita leche, llora cuando está mojada o incómoda, sonríe cuando nos ve y la amamos con toda nuestra fuerza”.