Web
Analytics

La tragedia golpea a Carme Chaparro, mueren dos amigos (que eran hermanos) el mismo día

Carme Chaparro es muy activa en las redes sociales y suele ser muy desinhibida a la hora de contar sus peripecias y problemas personales, pero esta vez se ha enfrentado a una de las publicaciones más complicadas de toda su vida al tener que despedir en la misma publicación a dos amigos muy importantes para ella.

La presentadora se enfrenta ahora a uno de los peores momentos de su vida y así lo ha compartido a través de su cuenta de Instagram con un mensaje que ha emocionado a sus seguidores. La catalana acaba de perder a una persona de esas con las que recorres tu vida de la mano para lo bueno y lo malo. En un post cargado de sentimiento acompañado por una foto se despedía de Xavi, que fallecía el mismo día de su hermano, una casualidad siniestra del destino.

“Es difícil contar esto. Es difícil, triste y jodido. Que se te muera un amigo es duro. Que ese amigo sea de los de tu infancia, de la pandilla con la que creciste y descubriste buena parte de la vida es todavía peor. Que muera el mismo día que su hermano, con pocas horas de diferencia, y también de cáncer, es una puta maldición de la vida”, comenzaba recordando la periodista.

“Xavi, el cerebrito, el niño que perdió un ojo en un absurdo choque de bicicleta al clavarse en la cuenca orbital la palanca de freno. Pasados los años aprendió a reírse de ello y para romper el hielo contaba la historia de lo último que vio ese ojo perdido: colgando del nervio óptico, ese ojo miró con una perspectiva inédita, la de alguien que ha salido del cuerpo para otearse a sí mismo desde la distancia. Los médicos decían que era imposible, pero ¡qué sabrán ellos! Dejadnos que lo sigamos creyendo”, continuaba el emocionante texto.

“También pensaban que no iba a poder hacer algunas cosas en la vida, y vaya si las hizo. A pesar de las hostias. De lo duro que se lo puso, de lo que tuvo que pelear. Se sobrepuso a la pérdida del ojo, a una depresión, a la muerte de su padre en accidente de tráfico. Se sacó la carrera de telecomunicaciones y exprimió la vida todo lo que pudo. El mejor amigo de tantas risas y tantas lágrimas. El Pirulo. Yo sería una persona diferente de lo que soy si no se hubiera cruzado en mi vida”, proseguía recordando a su hermano, fallecido el mismo día.

“Miquel Àngel, el hermano mayor, tan responsable también, tan luchador, tanto sacrificio. Ufff, hubo un verano que me llevaba loquita. La vida es una mierda sin vosotros. Pienso en Neus y Pilar, las dos hermanas maravillosas que han perdido a sus maridos el mismo día, pienso en sus hijos, y en los dos hermanos pequeños que les sobreviven”, se rompía antes de concluir uno de los mensajes más complicados de su vida: “Y en lo que decimos siempre que nos golpea algo así: lo único que no regresa, ni se compra, ni se cambia es el tiempo. Aunque, como siempre, lo olvidamos demasiado pronto. Hoy os traigo un pedazo de los dos. Mientras los recordemos seguirán vivos en nosotros”.