Web
Analytics

La valiente confesión de Nacho Guerreros —Coque en ‘La que se avecina’— que os dejará helados

Dentro de poco —bueno, todavía habrá que esperar algunos meses más— los fans de La que se avecina podrán disfrutar de un año más de desternillantes historias protagonizadas por los vecinos de Mirador de Montepinar. La serie es una de las más vistas y longevas de España ya que cuenta con diez temporadas en emisión, siendo sólo superada por Cuéntame cómo pasó.

La temporada cuenta con la marcha de Cristina Castaño, la incorporación de manera fija de William Miller que había aparecido de forma recurrente en la novena temporada y con los cameos de actores como Daniel Guzmán, Sara Sálamo, Pepa Rus, Pablo Carbonell, Max Marieges, Paco Trenzano, Manuel Morón, Cecilia Gessa, Esperanza Elipe, Ana Rayo, Kika Lorace, Marta Torné y Lolita Flores. Incluso, ¡sorpresón!, hemos sabido que una actriz que ya apareció en Aquí no hay quien viva se une a la serie

La noticia estos días es que el actor Nacho Guerreros, famoso por interpretar a Coque en la ficción, pasó por el plató de Hora Punta para presentar su primer libro. El título del libro es directo: “Yo también sufrí bullying“.

El libro recoge el testimonio de varias personas que sufrieron acoso escolar, incluyendo él mismo:

“Antes el acoso escolar no estaba focalizado, no tenía nombre. Ahora se puede contar y se puede denunciar, y estoy aquí para hacerlo visible.”

Tal y como contó en Hora Punta, Nacho Guerreros sufrió acoso escolar durante mucho tiempo, entre 1984 y 1985 para ser más exactos. Cuando comenzó su carrera como actor, decidió silenciar sus recuerdos, pero el tristísimo suicidio de Jokin Zeberio en Hondarribia en 2004 le hizo reflexionar y decidirse a hablar sobre sus experiencias.

Jokin fue un adolescente español que se suicidó a causa del acoso escolar y moral continuado y reiterado por parte de sus compañeros. A pesar de que sus padres trataron por todos los medios de parar el acoso que Jokin sufría, no pudieron evitar que se suicidara. Su maltrato escolar duró desde septiembre de 2003, hasta septiembre de 2004. Se suicidó 4 días antes de cumplir 15 años.

Aunque no fue ni mucho menos el primer caso de acoso escolar en España, sí fue el primero en alcanzar trascendencia mediática, debido a su gran impacto emocional. Los padres de Jokin fueron entrevistados poco después del suicidio, diciendo que el joven muchas veces lloraba en un rincón de su habitación. Posteriormente, también los chicos acosadores, y sus padres, fueron imputados en el caso.

Guerreros se sintió identificado con el joven, motivo por el que decidió aprovechar su éxito para concienciar sobre este problema. “Contando mi experiencia, quería que algún seguidor, ya sea acosador o víctima, pudiera verse reflejado y cambiara de actitud“, concluyó.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.