Web
Analytics

Las inquietantes novedades sobre la desaparición de Gabriel volverían a implicar al acosador de su madre

Informa La Voz de Almería:

Los agentes que investigan la desaparición del pequeño Gabriel Cruz, en paradero desconocido desde el pasado martes, vuelven a trabajar intensamente con la hipótesis de la presunta implicación del único detenido hasta ahora, Diego F., de 42 años, en el caso. El hombre fue detenido el miércoles tras prestar declaración en dos ocasiones y, desde entonces, se encuentra en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil.

De momento, su detención se relacionaba, únicamente y de forma oficial, con el quebrantamiento de una orden de alejamiento a la madre del niño desaparecido, Patricia Ramírez, impuesta a finales de 2016 por el Juzgado de lo Penal número 1. Según la sentencia, el detenido no puede acercarse a menos de 200 metros de la mujer hasta noviembre de 2019. Pero recientes testimonios podrían dar un giro a la investigación. Según Espejo Público algún testigo habría visto a Diego F y a su hermano metiendo objetos en el maletero de un coche en horas próximas a la desaparición del menor. Hasta ahora varias personas habrían visto al acosador en su casa dándole una coartada. 

Otro dato inquietante es que, según ha podido conocer La Voz de Almería, la pulsera, controlada por GPS, dejó de emitir señal durante cinco horas. Las mismas en las que se perdió la pista del pequeño Gabriel Cruz. 

Otra primicia dada por El Español es que dos vecinos de Las Hortichuelas explican a dicho periódico que, minutos antes de la desaparición del menor, un vehículo desconocido se adentró por el camino de tierra que conduce a la casa de la abuela del pequeño. Uno de ellos, Manuel, contó lo que vio a la Guardia Civil este pasado sábado. La Benemérita ni confirma ni desmiente que esté investigando este dato.

Esto reabre una de las lineas de investigación descartadas por la Guardia Civil y podría dar un giro a la investigación.