Web
Analytics

Las más grandes humillaciones de Juan Carlos I a la reina Letizia

A raíz del ya famoso altercado a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, han salido nuevos y reveladores datos sobre la relación que mantienen los miembros de la Familia Real española, y parece que la reina Letizia y doña Sofía no serían los únicos miembros que parecen “no aguantarse”.

De acuerdo con el portal Merca2, Letizia tampoco se lleva nada bien con el rey emérito Juan Carlos I; desde que llegó a la familia, mucho antes de convertirse en princesa de Asturias, Juan Carlos ya le habría dejado claro cuál era su opinión respecto a ella.

Según el citado medio, los reyes eméritos no veían con buenos ojos que la futura reina de España fuera divorciada, republicana y además estuviera a favor del aborto, aunque tuvieron que aceptar su enlace con Felipe.

Ahora ha trascendido la que por lo visto fue una de las primeras frases que Juan Carlos le dijo a Letizia, cuando aún era la prometida de su hijo: “No me gustas, pero haré de ti una reina”, le dijo. Se dice que desde ese momento, su relación fue a menos.

Pero no fue la única vez que Juan Carlos, por así decirlo, “humilló” a Letizia: cuentan que delante de toda la familia, en una reunión con el hermano de la reina Sofía, el rey Constantino de Grecia, Letizia habló durante 20 minutos sobre la situación en Irak, dada su condición de periodista.

El rey emérito aprovechó para decirle: “Letizia, ya sabemos que eres la más inteligente de la familia, pero por favor, deja hablar a los demás”.

Además, como hemos comentado anteriormente el hecho de que Letizia fuera una mujer divorciada no gustaba en absoluto, pero mucho menos todavía el oscuro pasado de la reina. Lo que más molestó a Juan Carlos fueron los escándalos que se publicaron sobre la mujer de Felipe apuntando que había abortado de forma voluntaria, y que era republicana.

Pero es que encima no se encontraba nada cómodo con ella por dedicarse al periodismo, motivo por el que consideraba a Letizia “enemiga” de la Casa Real.

Sin embargo, con el actual cargo de reina de doña Letizia, ella también ha podido “devolverle” algunas de estas “humillaciones”; por ejemplo, en el aniversario del centenario de Don Juan, Letizia no dejó que su hija Leonor acudiera a misa, enfadando gravemente al rey emérito.