Web
Analytics

Le dieron calabazas en First Dates pero su vida ahora ha cambiado

1473057588_934953_1473058704_noticia_normal

¿Te puede cambiar la vida un programa como ‘First Dates’? 

Esta pregunta y otras muchas nos las ha resuelto Mateo, un joven de 23 años, que visitó el programa de Cuatro hace unos meses. Su carta de presentación en el popular dating show fue “Cartagenero y hereroflexible”, y según asegura el joven, su vida sigue igual después de su experiencia televisiva: “Salir en un programa con más de 1.639.000 espectadores no te cambia la vida. O al menos no en los aspectos fundamentales. Al día siguiente de mi aparición estelar en uno de los programas más vistos de la televisión nacional, volví a mi trabajo como si no hubiera pasado nada”.

Mateo nos descubre los pasos a seguir para participar en el programa, o te buscan ellos o los buscas tú: “Hay dos maneras de participar en el programa: o les gustas porque te han localizado a través de las redes sociales o te presentas al casting. Yo rellené dos veces el formulario de la página web hasta que me llamaron. De primeras, me pidieron un vídeo describiéndome”. Y también nos revela algunos secretos que no conocíamos del programa: “Durante la hora y media que duró mi cita estuve pendiente del WhastApp, ya que desde el programa pueden enviarte pistas y consejos para que fluya la conversación”.

¿Y qué fue lo mejor de una cita que no salió bien? Pues las proposiciones que surgieron después del programa: “Tal y como fue mi cita, sin química, física o cualquier ciencia medianamente interesante y aplicable a los cuerpos, sumado a las calabazas que me dieron delante de toda España, utilicé First Dates como plataforma para ligar, pero no con mi cita. Como un Grindr, un Tinder o cualquier red social de contactos multiplicada por cien”.

Fuente: http://bit.ly/2c0Gfo3