Web
Analytics

Le pidió matrimonio a su novia en pleno Festival de Viña del Mar, pero apareció una ex para pegarle este ‘ZASCA’ épico

Captura-de-pantalla-2016-02-25-a-las-14_35_12

Ocurrió mientras el famoso cantante italiano Eros Ramazotti estaba cantando su balada Por ti me casaré en el Festival de Viña del Mar en Chile. De pronto, Raúl Gutierrez acaparó toda la atención al aprovechar ese momento para pedirle matrimonio a Karen Soto, su futura esposa. El tipo sacó dos anillos y se ganó los aplausos del público y la prensa que estaba cubriendo el evento, que lo convirtió en una de las grandes noticias del día.

 

Los presentadores del festival se lo tuvieron que contar a un confuso Ramazotti, que desde el escenario no se había dado cuenta de lo ocurrido.

Pero la feliz historia, hasta ahora tan feliz, daría un giro que ni M.Night Shyamalan. Y es que Erika Álvarez, ex pareja de Raúl, se enteró del hecho por televisión y escribió este comentario demoledor en la página de Facebook de una radio local que publicó la noticia:

ADN Radio Chile/Facebook

Que hermosa pareja… los felicito. Sólo espero que no te olvides que en un mes nace tu hija. Ojalá seas tan fiel a tu hija como se supone lo serás a tu nueva esposa.

Su comentario cayó como una piedra y mucha gente la acusó de “envidiosa“… y cosas mucho peores. Así que Érika tuvo que defenderse, aparte de cambiarse de nombre en Facebook para evitar el acoso incesante.

Facebook ADN Radio Chile

En una entrevista, Érika contó que su relación con Raúl había terminado hace 8 meses… justo después de enterarse de su embarazo. Todo un caballero.

Quizá me equivoqué en exponer la situación de mi embarazo pero son 8 meses de embarazo sola. Después de ver un show así [el del Festival de Viña], cualquiera intenta hacer las cosas como yo lo hice.

La mujer de todas formas ya ha solucionado el incidente con su ex pareja, según contó en esta entrevista.

Ya hablamos. Le pedí disculpas porque sé que lo he perjudicado. Él también me pidió disculpas porque sólo pensó en su felicidad sin mirar a quien causaba tristeza.

Así que parece que la noticia tiene un final, no sabemos si feliz, pero algo más maduro que un cruce de acusaciones en Internet. Donde la información viaja muy rápido y cada vez es más difícil tener secretos. Casi imposible.