Web
Analytics

Letizia “odia a los animales y mató al perro de Felipe”, según Peñafiel

La pelea ante las cámaras entre la reina Letizia y la reina emérita Sofía por una foto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, es sin duda el tema de las últimas semanas en las redes sociales…

El episodio sucedió a la salida de la Misa de Pascua en Mallorca, y aunque no ha sido comentado de manera oficial por la Casa Real, ha generado todo tipo de teorías en las redes.

La culpa de que se viralizaran las imágenes inicialmente la tuvo un vídeo que corrió como la pólvora en Twitter, y que demostraría que a Letizia no le hace mucha gracia que sus hijas pasen el tiempo con Sofía. En las imágenes se podía ver con claridad cómo la reina emérita quiso hacerse unas fotos con las niñas… pero en un momento dado la reina se puso en medio, de una manera bastante malrollera, impidiendo que se tomara la instantánea.

El propio Felipe acudió para ver a qué está ocurriendo, y se quedó con cara de circunstancias, mientras que Juan Carlos simplemente miró la escena desde la lejanía.

Las imágenes fueron tomadas en Mallorca, durante las vacaciones de Semana Santa. Un periodo en el que, visto lo visto, no pudieron mejorar la relación con su abuela, que continúa igual de rota que siempre.

Aunque la mayoría se ha puesto de lado de doña Sofía, algunos han tomado partido por Letizia, que para algo es la madre de las niñas, especialmente después de leer la información publicada por la periodista y escritora Pilar Eyre.

En ella, afirma que el rifirrafe podría deberse a que a Letizia no le habría gustado que Sofía hubiera “maniobrado” para que la Infanta Elena —pendiente de resolución judicial— acudiera a la misa de aniversario por el funeral de Don Juan de Borbón.

Sin embargo, otro de los mayores conocedores de los entresijos de la monarquía española, Jaime Peñafiel, cronista de la Casa Real desde hace más de 40 años, ha dedicado unas duras palabras a Letizia: “o Felipe se divorcia o Letizia se carga la monarquía“, dijo.

Semanas más tarde, el periodista sigue erre que erre en su empeño de sacar a la luz las peores facetas de Letizia, y ahora ha revelado algo que la también cronista real Pilar Eyre había contado también en su día: la reina detesta a los perros.

Según contó Eyre hace algún tiempo en una entrevista en El Nacional, “Letizia incluso expulsó al perro de Zarzuela. Las familias reales o los presidentes de Estados Unidos siempre tienen perros y ellos nada. Animalistas no son. Felipe va a los toros”.

Pero Peñafiel va más allá, y desde el diario República.com acusa a Letizia de ser la responsable de haber terminado con la presencia de perros en Palacio, cuando hace años en Zarzuela cada miembro de la familia llegó a tener su perro.

Felipe tuvo a Balú —un terrier—, y más tarde a Puskin —un schnauzer—, mientras que su hermana Elena tenía un golden retriever llamado Bruja, y su hermana Cristina un teckel llamado Gringo.

Según el periodista, Felipe y Puskin tenían una relación especial, ya que “cuando Puskin intuía que Felipe se iba de viaje, empezaba a tener problemas de estómago, vomitando con frecuencia. El príncipe no llamaba a nadie del servicio para recoger los vómitos, lo hacía el mismo”.

Sin embargo, esta relación se rompió con la llegada de Letizia en la Casa Real; Peñafiel lo compara con cuando el padre de Cenicienta se casó con la madrastra mala:

“Cuando en 2004 contrae matrimonio, lo primero que hizo Letizia fue prohibir que el perro durmiera no en el dormitorio con su amo sino en la casa. No soportaba entonces ni los perros ni los gatos.”

Pero Peñafiel no se queda:

“Felipe lo pasó muy mal. Pero, como se está viendo, para evitar mayores problemas, aceptó lo que ella había decidido. Cuando al pobre perro le echaron de la casa, debió internarse en los montes que rodean La Zarzuela. Posiblemente, moriría de frío o atacado por los jabalíes u otras alimañas que habitan en la reserva porque de él no se volvió a saber.”

Nos quedamos muertos. ¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.