Web
Analytics

Lo peor que puede hacerle España a Cataluña ya ha sucedido

Casi nadie conocía el plan ultra secreto de Mariano Rajoy y su Gobierno para minar la confianza del President de la Generalitat, Carles Puigdemont, y desbaratar así los planes del independentismo. Es tan duro, tan cruel, que ha habido ministros que, en sus círculos íntimos, han asegurado que después de pulsar ese botón, no había vuelta atrás. Incluso su majestad don Felipe pidió que se usase este arma si no había otro remedio, y siempre como último recurso. Una locura que muchos han comparado con la bomba de hidrógeno norcoreano.

Sólo tenéis que fijaros. ¿No os habéis dado cuenta de que, de unos días aquí, la fuerza del independentismo ha caído en picado? “Es que el golpe de la marcha de los bancos y grandes empresas ha sido muy duro”. Nada más lejos de la realidad. Todo se debe a la actuación de la agente infiltrada del Gobierno español, Leticia Sabater, en el Salón Erótico de Barcelona del 5 al 8 de octubre. Y si le dan un par de días más, Puigdemont termina pidiendo una plaza de funcionario en Madrid.

Como bien suplicaba el tuitero @MiguelFTF en su cuenta de esta red social, “Podéis mandar al ejercito, podéis aplicar el 155, pero esto ya es pasarse cabrones!”. ¿¡Dónde están los observadores de los Derechos Humanos cuando se les necesita!?