Web
Analytics

Lo que nos faltaba, prohibirán beber agua en Ibiza

14618651104820

10 de agosto en Ibiza, cuatro de la tarde. Un sol de justicia golpea su cabeza, abre su mochila y saca una refrescante botella de agua…  “¡Alto!” De repente, un policía aparecido de la nada le mete un multazo de 750 euros por beber en la vía pública. ¿Parece una película, verdad? Pues no, en este caso la realidad supera la ficción…

El Ayuntamiento de Sant Antoni, gobernado por el partido socialista y Podemos en coalición, está a punto de aprobar una medida, cuanto menos, insólita. Y es que ante las quejas de la policía van a prohibir el consumo de todas las bebidas, tanto alcohólicas como sin alcohol, en la vía pública.

Las quejas vienen por la imposibilidad por parte de la policía de diferenciar si los jóvenes realizan el famoso “botellón” disfrazando las bebidas alcohólicas con otros tipos de envases.

La medida también incluye que tanto hoteles como bares, pubs o centros de ocio “impidan que los clientes abandonen sus establecimientos portando cualquier tipo de bebida, independientemente del envase o recipiente que utilicen, si van a consumirlo en la vía pública”.

La concejala de Gobernación Aida Álvarez, del PSOE, ha declarado que no había otra solución al problema del botellón: “Hasta ahora estaba prohibido el consumo de bebidas alcohólicas pero ante la imposibilidad muchas veces de diferenciar si se trata de alcohol o simples refrescos nos hemos visto ante la necesidad de adoptar estas medidas. Hay zonas como las terrazas donde lógicamente sí se podrá beber, pero lo que no se podrá es sacar bebidas a la calle en vasos de plástico, tal y como se estaba haciendo”

El Partido Popular ya ha pedido su inmediata retirada y acusa a la polémica medida de anticonstitucional.