Web
Analytics

¿Lo reconoces sin maquillaje? cuando veas quién es no te lo vas a creer.

El adjetivo irreconocible se queda corto para definir su aspecto cuando no lleva maquillaje. Su nombre real es Brian Hugh Warner aunque, artísticamente, él prefiere llamarse como el resultado de mezclar a una diva de Hollywood con un asesino en serie. Base blanca, ojos perfilados en negro, labios del color de la sangre y lentillas de colores siniestros hacen de su look una verdadera declaración de intenciones cada vez que se sube a un escenario. O que pinta un cuadro. O que aparece en alguna película o serie de televisión haciendo algún cameo.

¿Aún no sabes de quién se trata?

La pista definitiva: estuvo saliendo con una conocida pin-up, cuya imagen tampoco es muy habitual en el mundo celebrity. ¿Ya lo has adivinado? Exacto. Se trata nada más y nada menos que del cantante de metal industrial Marilyn Manson. Ex novio de Dita Von Teese y una de las leyendas vivas más excéntricas, misteriosas y siniestras del panorama musical actual.

Fotos: De Marilyn Manson a Jordi Hurtado: grandes leyendas urbanas de ayer y hoy

La verdad es que, viéndolo al natural, resulta casi imposible creer que ese hombre que se pasea por el aeropuerto todo vestido de negro y parapetado tras sus gafas de sol oscuras y su gorra sea la misma persona que ese personaje de terror contemporáneo que llena estadios con su música.

Pero sí. En pocas ocasiones Marilyn Manson se ha dejado ver con su verdadera cara. Por ejemplo, en 2013, cuando él mismo les escribió a los responsables de la serie de televisión Eatsbound & Down, de la que es fanático, para pedirles aparecer en uno de sus capítulos sin el rostro limpio y libre de artificios.

Otras veces, han sido los fotógrafos y paparazzi los que le han pillado desprevenido, tal y como ha sucedido ahora, en estas últimas fotos del cantante. Ver su auténtico yo invita a reflexionar sobre hasta qué punto Marilyn Manson es un personaje creado y dónde está el límite entre su mito y la persona real que hay detrás. Como sucedió con las dos celebridades que, por motivos muy distintos, le dan origen a su nombre: la sofisticada Marilyn Monroe y el sanguinario Charles Manson.

Fuente.