Web
Analytics

Los 15 regalos más extravagantes jamás hechos por abuelas

Ay, las abuelas, ese ser maravilloso que nos consentía todo cuando éramos pequeños. ¿Dulces antes de comer? Por qué no. ¿Quedarnos una hora más con nuestros amigos en la calle? Vale, pero ponte la rebequita que está refrescando. Te quiero, yaya.

Los abuelos son uno de los mayores tesoros que existen, y cuando leemos o escuchamos que alguien es capaz de abandonarlos en una gasolinera se nos parte el corazón. Quien no quiere a sus abuelos no quiere a nadie. Y punto.

Una de las mayores pasiones de una abuela es colmar de regalos a sus nietos, aunque alguna que otra vez se pasan de originales. Aquí te dejamos 15 ejemplos de abuelas que van cinco pasos por delante de sus nietos. No te los pierdas. 

 

1. ¿El pequeño Chun Lee quería un gato o una camiseta? Mira, da igual. 

2. Un caballo siempre lo mejora todo… O no. 

3. Con esto estás preparado para una tormenta o para hacer las Cruzadas. 

4. Este me lo pido. 

5. Fresquito y a conjunto con la yaya. ¿Qué más quieres? 

6. Las mejores toallas de la historia. 

7. Gracias, abuela, ahora nos marchamos en nuestro barco. 

8. El ganchillo lo mismo vale para la mesita del salón como para la rueda de repuesto de un todoterreno. 

9. No hay abuela que se precie que no conozca las debilidades de sus nietos. 

10. Tú estás en el 2017 y ese chaleco y tu abuela en el 2075.

11. Mezclar gatos y camisetas son una obsesión para las yayas de todo el mundo. 

12. Esta taza puede ser el mejor regalo de toda una vida (sin exagerar). 

13. Tu abuela es más molona que tú, Y LO SABES. 

14. ¡Sorpresa! 

15. Este nos ha dejado sin palabras, pero seguro que tiene una (lógica) explicación… Ahhhhhh, ¡es un elefante!