Web
Analytics

Los espectadores preparan un apagón generalizado a Sálvame por lo que pasará hoy mismo

Critican las intenciones detrás de la última decisión del programa.

Vuelve al polémica a Sálvame. Lo cierto es que no vienen buenos tiempos para el magacín y Telecinco, especialmente desde que anunciaron que hoy contratarían a nuevos colaboradores para dar un aire renovado al programa.

Tras haber hecho este anuncio, fueron muchas las reacciones entre los propios colaboradores del programa, y también entre los espectadores del mismo. La mayoría criticaron la decisión de la productora responsable del programa. Los propios colaboradores del espacio no se tomaron nada bien la noticia, ya que lo entendieron como un tirón de orejas por su trabajo.

La propia Gema López, colaboradora del programa, aseguró que era una jugada de los directores para agitar el avispero y poner a todos los tertulianos en tensión. De esta manera, harían que se activen nuevas tramas dentro del formato líder de la cadena.

De hecho, la expectativa era que entre los nuevos fichajes se escondieran rivales de los propios colaboradores que lleguen al plató para ponerles entre las cuerdas. De esta manera, el programa buscaría que sus tertulianos saliesen de su zona de confort y se enfrentaran a situaciones inéditas que puedan hacerles tambalear.

Sin embargo, las reacciones no terminaron ahí, ya que muchos espectadores habituales del programa se movilizaron para promover un boicot a la cadena. Sobre todo a través de Twitter, pidieron al resto de espectadores que a las cuatro de la tarde, coincidiendo con el inicio del programa, apagaran la televisión o cambien de cadena.

De esta manera, generarían una ausencia generalizada que haga que la cadena se replantee su última decisión.

Los espectadores se niegan a que la productora despidan a colaboradores actuales para dar lugar a nuevos perfiles. Temen que, seguramente, muchos de estos nuevos fichajes sean más fieles a la línea editorial de la cadena, algo que les permitirá ganarse una silla fija en el programa mientras sean dóciles.

Los espectadores más avispados creen el programa intentaría hacer un lavado de la imagen del programa, eliminando a las voces contrarias a Rocío Carrasco. De esta manera, seguirían dando juego a la docuserie de la hija de Rocío Jurado.

No es la primera vez que el programa causa un revuelo como este.

Puede parecer sorprendente que un programa trate el fichaje o despido de alguien como un espectáculo, pero en Sálvame es más o menos habitual. Sacan a relucir con cierta asiduidad la llegada o salida de sus colaboradores.

Por ejemplo, en una ocasión Telecinco hizo una votación para elegir a qué colaborador deberían de despedir. Aunque es cierto que el juego finalmente no acabó con el despido de nadie, aunque sí con uno de los colaboradores siendo enviado al extranjero para realizar una misión para el programa.

Más recientemente, el programa también planteó al público los despidos de Lydia Lozano y Terelu Campos al considerar que no estaban a la altura de lo que se esperaba de ellas. Estos posibles despidos pusieron a la audiencia en pie de guerra, e incluso puede que fuera gracias a esa presión que la productora reculó.

En aquel momento, también presionó Paz Padilla, que anunció que dimitiría si no se respetaban los derechos y los puestos de trabajo de sus compañeras de programa.