Web
Analytics

Los extraños tuits de Miguel y el bombo de Bea acrecientan los rumores de embarazo

Más leña para la hoguera. Si hace unos días conocíamos el rumor de un posible embarazo de la ganadora de la edición número 17 de ‘Gran Hermano’, ahora unos mensajes en Twitter de su compañero de concurso, Miguel, nos han dejado con la boca abierta y el culo torcido. ¿Qué está pasando aquí?

Una fotografía publicada por la pareja de Beatriz, Rodri, en sus redes sociales encendía todas las alarmas hace menos de un mes: ¿está naranjita embarazada? La supuesta tripita de la ganadora de la última edición del reality estrella de Telecinco, y el mensaje de su pareja: “Qué será…?“, hicieron creer a los seguidores de la joven en las redes sociales que podría encontrarse encinta, pero todo quedaba en una una falsa alarma, con desmentido de la concursante y un impresionante enfadado incluido por la acusación de que tiene barriguita…

“Si tener carne es estar gorda, ¡VIVA LAS GORDAS Y YO LA PRIMERA! #NOIMPORTATUPESOIMPORTAELTAMAÑODETUCORAZON. COME CANTA RÍE Y NO LLORES COMETE TODOS LOS BOMBONES. Para toda esa gente que se mete con gente que tiene problemas de peso, enfermedades o no se siente bien con ellas mismas. UnBesitoMUYGORDO.”

Pero ahora los rumores han vuelto con más fuerza que nunca, y el responsable es Miguel. El gallego publicaba un tuit donde decía que estaba hasta el peluquín de los medios de comunicación y que había dejado embarazada a Beatriz después de una intensa noche de ronquidos.

El protagonista del momentazo “postizo a fuego lento” no paró ahí, y publicaba otro tuit anunciando que iban a ser papás, y donde aparecía la última ganadora de ‘Gran Hermano’ con un tremendo tripón falso.

Vale, es una coña, pero, ¿están preparando el terreno la pareja formada por Rodrigo y Beatriz para soltar el bombazo que todos sus seguidores estamos esperando? Yo, después de que no haber acertado ni de lejos la pareja que iba a realizar el primer edredoning de ‘Gran Hermano VIP’, no apostaría por mí, pero todo hace indicar que entre tanta broma y cachondeo algo se está cociendo… Veremos qué pasa.