Web
Analytics

Los internautas, tristes por la última expulsión de ‘MasterChef Celebrity’, tienen muy claro quién debería haberse marchado

La sexta gala de MasterChef Celebrity comenzó con el beso al suelo de una agradecida Silvia Abril, que volvía a las cocinas del programa después de haber sido repescada. Alegría que pronto se transformó en intriga al comprobar que en el plató las mesas tenían una distribución diferente. Y es que la primera prueba de la noche no dejo indiferente: los jueces plantearon una “batalla del huevo“, un reto en tres frases, cada una enunciada por uno de los miembros del jurado, con el mismo denominador común. Además, el vencedor conseguiría la ansiada inmunidad.

Después de haber tenido que hacer un huevo poché y una tortilla francesa, Abril y José Corbacho se jugaron la inmunidad con una tortilla de patatas. Y aunque ambos consiguieron realizar una gran elaboración, el jurado decidió premiar a la actriz, que celebró efusivamente haber vuelto por la puerta grande al programa.

La prueba de exteriores transcurrió en el puerto de Alicante, donde el gran protagonista fue el arroz. El jurado decidió que en esta prueba solo habría un equipo, y que la valoración sería individual para evitar que haya “concursantes remolque” que se “refugian en tareas secundarias.

La actriz la lió parda y recibió una bronca de Jordi Cruz, aunque el chef tuvo que cambiar rápidamente el tono después de que Abril se viniera abajo y se le saltaran las lágrimas por culpa de la impotencia.

Al final, el veredicto del jurado fue muy duro, especialmente con una Bibiana Fernández a la que acusaron de falta de “profesionalidad” y “rigor.

La prueba de eliminación volvió a contar con una caja sorpresa: los concursantes se enfrentaron a lo 25 ingredientes que había en su interior, de los cuáles tuvieron que escoger 15 para hacer un plato. Pero la elección la hicieron con los ojos cerrados.

Bibiana se sacó la espina al hacer un plato de arroz que fue calificado de “impecable, mientras que Juan Betancourt tropezó con un plato de bacalao que estaba “seco como un demonio” según Jordi. El modelo acabó siendo el expulsado, reconociendo él mismo que se le había pasado de cocción porque no conocía bien la técnica.

Me voy con una buena sensación“, afirmó. Después de llevarse el aplauso de sus compañeros y fijarse en que alguno de ellos estaba llorando, al modelo también se le escapó la lágrima.

Corbacho se despidió de su amigo también a través de las redes sociales, con una fotografía en la que los dos aparecían sonrientes. “No olvidaré esas clases de cocina juntos. Gracias por tu generosidad“, añadió.

En las redes también penaron por la marcha del modelo… y cargaron contra la que según ellos debería haber sido la expulsada de la noche, Bibiana:

https://twitter.com/felixizq94/status/922967464119500800

https://twitter.com/Celeburn/status/922967890806104065

https://twitter.com/MrPotatoVip/status/922968184734601219

https://twitter.com/aleixandrar/status/922970054555242497

https://twitter.com/dlnMaria/status/922954996517363717

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.