“Los niños menores de 12 años tienen que…” La polémica advertencia de un restaurante gallego si vas con niños

Un restaurante gallego con estrellas y vistas, pero con una norma que enfada a algunos padres.

Cada vez más negocios se suman a la tendencia de ofrecer servicios exclusivos para adultos. Hoteles, apartamentos turísticos y hasta bares y restaurantes se apuntan al concepto ‘only adults’, que busca atraer a un público que quiere disfrutar de un ambiente tranquilo y sin niños. Pero, ¿es esto legal?

Según Jorge Fernández, profesor de la UOC, no lo es. “La ley prohíbe discriminar por razón de edad, así que lo que hacen estos negocios es intentar que las familias con hijos pequeños no reserven o contraten sus servicios, pero sin negárselos directamente”, explica.

Un caso reciente que ha generado mucha polémica en las redes sociales es el de un restaurante de la Costa da Morte, en Galicia, que tiene unas condiciones de reserva muy estrictas. Se trata de O’ Fragón, un local que presume de tener una estrella Michelín y un sol Repsol, y que ofrece una carta basada en productos locales de calidad, como marisco, pescado, verdura y carne. El problema es que para reservar mesa hay que cumplir 12 requisitos que el restaurante pone en su página web.

El enfado de un padre que quiso ir a comer con sus dos hijos.

Uno de esos requisitos es el que ha enfadado a Alfonso Pato, un padre que quiso ir a comer con sus dos hijos y se encontró con este mensaje: “Los niños menores de 12 años deben permanecer sentados durante toda la comida; si viene con niños, por favor llame antes de reservar”. Indignado, Alfonso publicó un tuit preguntando si esto era disuasorio, intimidatorio o discriminatorio.

Pero no es el único requisito que hace referencia a los menores. El restaurante también pide que si se va a ir con niños o con carritos se les llame antes al teléfono. Y por si fuera poco, también desaconsejan las reservas de personas alérgicas al marisco, veganas o vegetarianas, por su oferta gastronómica.

El tuit de Alfonso se ha hecho viral y ha provocado un debate entre los usuarios de Twitter. Algunos le apoyan y critican al restaurante por sus condiciones abusivas e injustas. Otros, en cambio, defienden al local y culpan a los padres que no controlan a sus hijos y molestan al resto de comensales.

Ante esta situación, los medios se han puesto en contacto con los dueños del restaurante, que han justificado sus normas por el bien de los clientes. “Nosotros avisamos de todo para que no haya sorpresas ni malos rollos”, dicen.

Además, explican que las normas sobre los niños son por su propia seguridad, ya que han tenido casos de niños que se han cortado con los cristales del comedor o que se han perdido por el monte que hay cerca del restaurante. “Mucha gente nos llama cuando ve las advertencias en la web y les contamos todo”, aseguran.