Web
Analytics

Los productos de belleza milagrosos que podéis encontrar en Lidl por 4,99€

Lidl es una cadena de supermercados de descuento de origen alemán. Opera más de 10.000 establecimientos en 27 países y forma parte del grupo Schwarz, uno de los mayores conglomerados de distribución de Europa.

El primer local de España fue abierto en Lérida en 1994;​ desde entonces, cuenta con más de 535 supermercados, incluyendo Baleares y Canarias. Además de 10 centros logísticos repartidos por España, siendo el más grande el situado en Alcalá de Henares.

Cuando la marca llegó a España, su reclamo fue aquello de “¡Lidl, mejor precio y calidad!”, pero existía entre los consumidores la sensación de que sus productos eran de calidad inferior.​ Por esta razón, ampliaron el porcentaje de proveedores nacionales y se centraron en prometer la calidad del producto, bajo el eslogan “no se engañe, la calidad no es cara”.

Además, en 2009 contrató al chef Sergi Arola para que diseñase y promocionase la marca blanca de productos gourmet Deluxe. La táctica les funcionó y actualmente se ha convertido en el segundo negocio con mayor facturación en España.

Pero no es el único motivo por el que la cadena de supermercados está en boca de todo el mundo. Y es que cada vez tiene más repercusión por sus productos no alimentarios, es decir, por sus ofertas en moda, decoración, cosmética y perfumería, entre otros. Concretamente, sus productos de cuidado personal son especialmente valorados y arrasan en toda España.

Uno de los pelotazos más famosos de Lidl fue cuando la OCU valoró como la mejor crema antiarrugas a la Q10 Cien, pero no solo triunfan con sus cosméticos y cremas faciales. También sus fragancias causan furor por ser copias asequibles de grandes perfumes.

Además, en Lidl se puede comprar una serie de productos que antes solo estaban disponibles en las farmacias a un precio elevado, algo que impedía que mucha gente pudiera beneficiarse de sus propiedades cosméticas.

Gracias a la marca Cien, en Lidl se pueden comprar tres variedades de aceites esenciales que recomiendan muchos dermatólogos y expertos de belleza para el cuidado del cutis: se trata de los aceites de argán, rosa mosqueta y árbol de té, que están en las tiendas a un precio realmente asequible de solamente 4,99 euros.

El aceite puro y 100% de Argán es conocido como el oro del desierto, y se trata de un producto utilizado en cosmética se utiliza sobre todo para revitalizar e hidratar la piel en profundidad. Además, ayuda a promover la renovación celular, una de las causas del envejecimiento.

Por cierto, que el aceite de Argán también se puede utilizar en otras partes del cuerpo para hidratar la zona deseada. Por ejemplo, aplicándolo en el cabello, ayuda a nutrirlo, aportarle suavidad y luminosidad, y también está indicado para fortalecer las uñas quebradizas y debilitadas.

En Lidl también se puede encontrar aceite de Rosa Mosqueta, un aceite puro que regenera y nutre la piel en profundidad. Se trata de un aliado “antiedad” que ayuda a difuminar las pequeñas arrugas y marcas en el rostro, además de prevenir el fotoenvejecimiento causado por las radiaciones solares y ser un gran producto para la prevención de las estrías.

También contiene antioxidantes, así como retinol y vitaminas C y E.

Por último, encontramos el aceite 100% natural de Árbol de Té de Cien, el aceite favorito en aromaterapia y cosmética debido a sus múltiples usos para la piel y la salud. Este aceite previene la aparición de problemas en la piel y el cuero cabelludo relacionados con el uso de espacios comunes tales como colegios, duchas o gimnasios.