Web
Analytics

Los rumores sobre la infanta Elena y Urdangarín que han activado todas las alarmas

Después de haber esperado desde mediados del mes de marzo el veredicto de la sentencia del Tribunal Supremo, por fin se conoce el veredicto de la sentencia de forma definitiva. Iñaki Urdangarín será condenado a una pena de cinco años y diez meses de cárcel, cinco meses menos de los que la Audiencia de Palma de Mallorca le impuso en febrero de 2017.

Telecinco

Además, se ha sabido que tiene cinco días para ingresar en la prisión en la que cumpliría la condena, después de que el Tribunal Supremo diera a conocer el miercoles 13 de junio el veredicto definitivo.

La condena, que fue apoyada por unanimidad, ponía al marido de la infanta Cristina a un paso de entrar en prisión, a la espera de conocer la decisión de la Audiencia de Palma, encargada de determinar precisamente el momento en el se producirá el ingreso en la cárcel.

El exsocio de Urdangarin, Diego Torres, tiene también cinco días para ingresar en prisión para cumplir la condena de 5 años y 8 meses por el caso Nóos, según le ha notificado la Audiencia de Palma.

Cabe mencionar también que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la responsabilidad a título lucrativo de la infanta Cristina por este caso, eliminando, eso sí, su responsabilidad civil de los delitos contra la Hacienda Pública. Poco después de conocerse estas informaciones, la hermana del rey Felipe VI se dejaba ver en Ginebra saliendo de su domicilio con el rostro serio y cabizbajo.

Por otro lado, un detalle ha indignado a muchos españoles: según ha hecho público Eduardo Inda en El Programa de Ana Rosa, el cuñado del actual Rey de España podrá elegir en qué centro penitenciario prefiere cumplir dicha condena.

Telecinco

A pesar de que la infanta Cristina no se ha separado nunca de su marido, llegando a aislarse de su familia en Ginebra y convirtiéndose en el miembro repudiado de la Casa Real, según OkDiario el ingreso en prisión de Urdangarín pone más tierra de por medio en un matrimonio que ha agotado todas sus opciones para continuar unido.

La lealtad entre la infanta Cristina y el exduque de Palma se inició con su viaje a Washington, donde se marcharon por orden del rey Juan Carlos tras salir a la luz el caso Nóos. Posteriormente, ambos se marcharon al barrio de Florissant, en Ginebra, para evitar el acoso mediático. Una escapada a Suiza que marcó un antes y un después, y con la que ya en ciertos medios de comunicación se empezó a hablar de posible divorcio.

Está claro que para la Casa Real era una posible solución, e incluso algunos medios aseguraron que el propio rey Juan Carlos llegó a proponérselo, eso sí, con mucho tacto.

A la inevitable separación de dentro de unos días, ahora podría sumarse la vergüenza de ver a una infanta de España caminando hacia la puerta de una cárcel para ver a su marido. Se cuestiona que la infanta vaya a aguantar esta situación, y los rumores apuntan a que podría decidir separarse de Iñaki y quedarse con sus hijos mientras él cumple condena en prisión.

¿Qué opináis vosotros?