Web
Analytics

Macarena dejó sin palabras ‘First Dates’ tras explicar por qué no usa bragas

“Mi madre me pegaba de pequeña por no ponerme bragas”.

Parece que First Dates sigue, un año más, manteniendo intacta su capacidad de sorprender. Algo que parece increíble, si tenemos en cuenta que trata de un programa con varios años a sus espaldas. Afortunadamente para Cuatro, sigue manteniendo una audiencia fiel, y un gran seguimiento en las redes sociales.

Pero lo mejor de todo es que, gracias al programa que sigue presentando Carlos Sobera, estamos aprendiendo mucho sobre cómo ligar en el mundo moderno. De paso, también visibiliza a minorías o nos da verdaderas lecciones de tolerancia.

First Dates recibió hace unos días a unos comensales de altura, ya que mientras que Macarena rozaba el 1,90 “con tacones”, José Luis casi superaba los dos metros: “Todo el mundo me pregunta si juego al baloncesto, pero no lo hago, practico golf”, afirmó.

El guadalajareño fue el primero en dejar sin habla a Carlos Sobera con su envergadura al cruzar las puertas del local de Cuatro. Durante su presentación, afirmó que “lo que más cansado estoy de que me repitan por mi altura es si juego al baloncesto”.

A continuación, llegó la sevillana, que no se quedó atrás. “La elegancia es muy importante para mí, no me gusta marcar ni enseñar el escotazo”, dijo. Pero en seguida se centró en el tema por el que se convertiría en todo un fenómeno viral: las bragas.

Macarena se llevó una alegría al ver que su cita era un hombre más alto que ella, algo que no suele ser fácil de encontrar. Se sintió tan cómoda con José Luis, que no dudó en mostrarse natural como la vida misma.

Tras contar que su madre de pequeña le pegaba porque ella nunca utilizó bragas —”mi madre me pegaba palizas de pequeña porque no usaba bragas”—, explicó el motivo de estar en contra de la prenda de ropa interior: “Si a ti te tapan la nariz y la boca, ¿qué pasa? No puedes respirar, te ahogas… Lo mismo le pasa a todo lo que tiene orificios, tiene que transpirar, necesita aire, aire”, razonó Macarena.

“Te puedo abrir mi corazón, pero para abrirte las piernas tengo que estar muy convencida”.

Ella tiene claro que no necesita unas bragas para ser feliz: “¿Por qué se tiene que llevar bragas? Yo no las uso y soy feliz, nunca he cogido infección ni nada”, explicó. También afirmó que si se le levanta el vestido nadie debería asustarse “Si se me levanta no pasa nada, todas tenemos lo mismo. No lo tengo cuadrado ni rectangular ni la raja en horizontal”.

Durante su cena con José Luis, también dejó claro que en este momento en el que vivimos todo son “tetas y culos” y que a ella esas cosas no le gustan un pelo. “Te puedo abrir mi corazón, pero para abrirte las piernas tengo que estar muy convencida”, resumió.

También discreparon en el tema de tener hijos, porque el guadalajareño sí que quería tener descendencia “porque soy muy niñero”. Sin embargo, la sevillana afirmó que “no tengo hijos ni quiero tenerlos”.

Finalmente, Macarena reconoció que sí tendría una segunda cita con José Luis, pero sin viajar: “A Guadalajara no voy. Eres elegante, alto, educado, hueles muy bien, pero vives muy lejos. A ver como lo resolvemos…”, dijo. Él, por su parte, no quiso volver a quedar: “Es una mujer guapa y agradable, pero la distancia es un paso insalvable y que no quiera tener hijos, que para mí es algo importante, hace que no pueda ser”, zanjó.