Web
Analytics

Mónica López deja boquiabierto a todos al expulsar en directo a un colaborador por lo que dice del 8-M

Mónica López desmontó en La hora de La 1 el discurso de Juan Fernández Miranda sobre lo sucedido con el 8-M el año pasado.

El pasado viernes 26 de febrero se cumplió un año de la comparecencia en la que Fernando Simón aseguró que el uso de mascarilla no era necesaria. Unas palabras que recordó Mónica López en La hora de La 1, para ilustrar junto a sus tertulianos cómo han cambiado las cosas de un año hasta ahora.

“Hoy hace justo un año y parece que fue ayer de las declaraciones de Fernando Simón sobre las mascarillas, y que después de tanto se lo han echado en cara”, empezó diciendo Mónica López al dar paso al vídeo de lo que dijo exactamente el epidemiólogo.

“¿Qué pasaba? Que no había mascarillas“, dijo la presentadora al regresar del vídeo, recordando la escasez de material que había incluso para los sanitarios. Mientras, el virólogo José Antonio López sostuvo que “no se puede hacer predicciones al pasado porque es muy fácil”.

“Dímelo a mí que me he dedicado 20 años al tiempo“, respondía entre risas la presentadora.

Sin embargo, no tardaría en convertirse en un debater agrio. Salió el tema de la mala gestión que se realizó de la pandemia desde el principio. “El problema que tiene el señor Simón es que sus declaraciones como portavoz científico enlazan con los intereses del Gobierno y son más declaraciones de un portavoz político“, opinó Juan Fernández Miranda.

José Antonio López le recordó que Simón lleva en su puesto desde el Gobierno de Mariano Rajoy. Tras esto, Mónica López puso sobre la mesa en La hora de La 1 que el problema es que no se quiso crear pánico a los ciudadanos.

“Si en febrero nos dicen, señores tienen que usar mascarilla, no salgan a la calle sin la boca tapada, si nos llegan a decir eso sin haber mascarillas se lía una…”, comentó la presentadora.

Entonces Juan Fernández Miranda sacó a colación lo sucedido con el 8-M. “La semana que viene se hablará del 8-M y hace un año lo que hablábamos en las tertulias es si se debía o no confinar porque ya había serias sospechas de que el virus estaba entre nosotros”, aseguró.

A esto, José Antonio López dejó una pregunta en el aire: “¿Qué hubiera ocurrido si social y políticamente con dos casos que teníamos en España decidimos cerrar el país a cal y canto?”.

“Es que eso no fue así“, dijeron al unísono Fernández Miranda y Verónica Guerrero. “En España desde el 20 de febrero hasta el 8-M había un debate de si se debía confinar o no y el 9-M Carmen Calvo en RNE es cuando giró su discurso”, sostuvo el colaborador.

Mónica López frenó en seco al tertuliano.

Pero rápidamente, Mónica López intervino, desmontando su discurso. “El día 10 cierran los colegios y dices ojo han cerrado los colegios y yo me acuerdo que ese día en el grupo de padres muchos decían que iban a llevar a su hijo a Karate”, recordó la presentadora, incidiendo en que por entonces aún no se veía peligro.

“¿Me estás diciendo que el año pasado antes de la manifestación del 8-M no hubo polémica para que no la hubiera?”, preguntó Fernández Miranda a lo que la mayoría de la mesa le recordó que “fue mucho después”. Por su parte, Esther Jaén puso los puntos sobre las íes al decir que “era una polémica ideológica, nadie se planteó que Vox no se podía reunirse, ni que no hubiera partidos de fútbol ni conciertos”.

“Que sí se planteó. En Italia se cerró“, exclamó Fernández Miranda, mientras Verónica Guerrero se ponía de su parte al recordar cómo ella participó en tertulias en La 1 en las que se planteaba la controversia.

Mientras, David del Cura, Esther Jaén y la propia Mónica López dejaron claro que el debate del 8-M fue “a posteriori”. “Que no”, siguió incidiendo Fernández Miranda, recordando lo sucedido en Italia mientras José Antonio López le desmontó con datos lo que pasó en Italia.

“¿Bueno qué va a pasar en este 8-M?“, se preguntó con ironía David del Cura. “Pero lo discutiremos a posteriori, no antes”, respondió Fernández Miranda mientras la presentadora no paraba de reírse.

“Esta vez hay un debate previo”, le reprochó su compañero. “Fuera”, comentaba entonces Mónica López frenando en seco el debate y dando paso abruptamente a la publicidad.