Web
Analytics

Muere Lucas a los 20 años, el árbitro gallego que se ganó el corazón de todos con su detalle

Tristes noticias las que llegan desde Galicia donde su Federación de Fútbol regional informó del trágico fallecimiento de Lucas Vicente Vidal, un joven de solo 20 años cuya vida ha estado siempre ligada al fútbol.

Lucas se hizo famoso ejerciendo su labor de árbitro en un partido de infantiles, cuando paró un partido para atarle, él mismo, las botas a un niño, ganándose así el corazón de toda España tras hacerse viral dicha imagen. Un gesto que el pequeño le devolvió con una entrañable abrazo y que puso de manifiesto los valores de respeto y amistad que deberían imperar en el fútbol base y en el deporte, en general.

El popular joven perdió la vida el pasado viernes en un trágico accidente de tráfico, cuando su vehículo impactó con un camión en Ponteceso (La Coruña).

El Renault Clio que conducía impactó frontalmente contra un camión que llevaba madera, y falleció en el acto. Fue en el punto kilométrico 3 de la AC-424, un tramo con pendiente y línea continua de la mencionada vía, muy cercana a Corme, localidad donde residía. A consecuencia del violento choque, el camión arrastró el vehículo cuesta abajo unos 30 metros.

El presidente del Corme, su equipo del alma, habló de Lucas de forma muy emocionada: “Era un chico entregado, deportista, le gustaba arbitrar a los niños, tenía ese don de autoridad bien entendida”, según informa el diario La Voz de Galicia.

Su familia y amigos están destrozados ante la repentina e inesperada muerte de Lucas. A quien, la Federación Gallega de Fútbol recordó como “un árbitro conocido por su ejemplaridad dirigiendo partidos de categorías inferiores”, guardándose un minuto de silencio en su memoria en todos los encuentros disputados el fin de semana.